CICLISMO

Italia se queda sin ciclismo en marzo por el coronavirus

RCS anunció este viernes que Tirreno-Adriático, Milán San Remo y Giro de Sicilia serán reprogramadas. También se aplaza la Settimana Internazionale Coppi e Bartali.

Julian Alaphilippe ataca ante Peter Sagan en la subida al Poggio durante la Milan - San Remo de 2019.
LUCA BETTINI AFP

Italia se quedará sin ciclismo este mes de marzo a causa del brote de coronavirus que ya ha dejado más de 3.000 contagios y 100 muertos en el norte del país. La empresa RCS Sport ha anunciado este viernes la suspensión de Tirreno-Adriático (11-17 marzo), Milán-San Remo (21 marzo) y Giro de Sicilia (1-4 abril) para evitar la propagación del virus. También se suspende la Settimana Internazionale Coppi e Bartali, prevista para finales de este mes.

RCS argumenta que la suspensión de las pruebas se debe a la "denegación de permisos por parte de algunos organismos competentes". Esto se debe al decreto publicado este miércoles por el Gobierno de Italia, donde se anunció la suspensión de eventos deportivos y la disputa de los que se realizaban en recintos cubiertos a puerta cerrada para frenar la propagación del virus en Italia.

El anuncio de la suspensión de Tirreno-Adriático, Milán San Remo y Giro de Sicilia llega horas después de que se anunciase el aplazamiento de la Strade Bianche y el Trofeo Alfredo Binda, que ya ha sido reprogramado para el 2 de junio. Al igual que hiciera con la Strade Bianche, RCS ya ha pedido a la UCI a través de la Federación Italiana de Ciclismo que se le busque un hueco a las carreras en algún momento del calendario.

Especialmente llamativa es la suspensión de la Milán-San Remo, ya que se trata del primer monumento que se suspendería desde el final de la II Guerra Mundial. La carrera de este año tiene un motivo especial para Philippe Gilbert, que tendrá que esperar a una nueva fecha para asaltar en la Vía Roma el único monumento que falta en su palmarés para unirse al club de los ganadores de los cinco monumentos que conforman leyendas como sus compatriotas Eddy Merckx, Roger de Vlaeminck y Rik Van Looy.