CICLISMO

Dennis: "Me retiré del Tour de Francia para evitar mi divorcio"

El ciclista del Ineos habló en el Tour Down Under sobre los motivos que le llevaron a abandonar el Bahrain-Merida la temporada pasada y que facilitaron su fichaje por el Ineos.

Rohan Dennis celebra su victoria en la prueba de contrarreloj de los Mundiales de Yorkshire.
OLI SCARFF AFP

Rohan Dennis explicó los motivos que propiciaron su abrupta salida del Bahrain-Merida tras su abandono en el Tour de Francia. El ciclista del Ineos comentó que su marcha se produjo para evitar problemas familiares. "Abandoné en el Tour por razones familiares y por el tipo de persona en la que me estaba convirtiendo debido a la situación que tenía que soportar. Mi entorno estaba haciendo que no me sintiera una persona feliz. Era una bola de nieve, iba haciéndose más grande y finalmente no quería ser un deportista que se iba a divorciar. Abandonar durante el Tour fue bueno para mi familia".

Dennis relató que ahora se siente bien tras superar ese bache que atravesó antes de los Mundiales de Yorkshire, donde revalidó su título de campeón del mundo de contrarreloj. "La gente de mi entorno se ha dado cuenta de que estoy mejor mentalmente, y eso es lo más importante. Hubo cosas que ocurriendo después del Tour y otras que tuvieron lugar antes de los Mundiales y que se están resolviendo en los tribunales".

El australiano manifestó que no quiso dañar al equipo durante su salida. "Honestamente pensé que, si continuaba y terminaba la etapa, podría ser mucho peor porque habría parecido que estaba planeado, que me había ido para molestar al equipo. No quise destruir la reputación del equipo, molestar a los patrocinadores o dejar mal a los socios. No era culpa de nadie lo que pasase en mi vida personal, decidimos que lo solucionaríamos a puerta cerrada, como hace cualquier equipo profesional".

Dennis también tuvo palabras de agradecimiento hacia el Ineos. "Hay equipos como Ineos que se preocupan por tu estado mental. Tienen un psicólogo cuando es necesario. Algunos equipos saben que no solo somos robots. En la concentración noté que todos eran felices. Pensaban 'Está bien, tengo que hacer un trabajo y lo haré feliz'. Nadie se quejaba si se mostraba cansado. Todos se esforzaban por hacerlo mejor". El australiano también manifestó su deseo de buscar el oro en contrarreloj en los Juegos Olímpicos de Tokio.