Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

CICLISMO | MUNDIALES

Van der Poel: "El Mundial de carretera es el más difícil"

A los 24 años, el nieto de Poulidor llega en un excelente momento de forma y las casas de apuestas le colocan como máximo favorito al arcoíris.

Van der Poel: "El Mundial de carretera es el más difícil"
Dani Sánchez

Mathieu van der Poel es doble campeón del mundo y de Europa de ciclocross, bronce mundial y oro continental de mountain bike… y plata en el Europeo de carretera. Un todoterreno de 24 años que aspira en Harrogate a su primer maillot arcoíris fuera del barro. “En mi opinión, el de carretera es el más difícil de conseguir por la calidad de los rivales y las distintas situaciones que se platean en una prueba de casi 300 kilómetros. Eso sí, vengo preparado y motivado para conquistar el título. De no creer en mí, no estaría aquí”, reconoce el líder de los Países Bajos.

Van der Poel lleva once victorias como rutero esta temporada, incluidas las clásicas del GP de Denain, A Través de Flandes, Flecha Brabanzona y Amstel Gold Race (terminó cuarto en su debut en el Tour de Flandes), y la general de la reciente Vuelta a Gran Bretaña (a la que añadió tres explosivas etapas, de cierta similitud con el trazado de Yorkshire). Su excelente momento de forma le ha convertido en el favorito número uno para las casas de apuestas: “No me fijo en esas cosas, ni me presionan. Simplemente trabajo para dar pedales más rápido que el resto”.

Amante de la música electrónica y fashion victim, dedicó un buen rato de ocio entre ruedas de prensa, charlas técnicas y los últimos entrenamientos para arreglarse en una peluquería móvil colocada en la puerta de su hotel por Alpecin, segundo espónsor del Katusha (con el que se le vincula para 2020, así como con Movistar, por el interés de Canyon en sacarle del Corendon y llevarle al World Tour). Entre sus futuros objetivos no esconde su deseo de “correr las grandes vueltas, pero después de Tokio 2020”. Porque también pretende conquistar los Mundiales y el oro olímpico en mountain bike. “Me gustaría acabar mi trayectoria con la colección de coronas en mis tres disciplinas. Requerirá tiempo y mucho esfuerzo”.

Hijo de Adrie van der Poel, vencedor en dos jornadas del Tour, Flandes, Lieja y Amstel, y nieto de Raymond Poulidor, ganador de la Vuelta de 1964 y ocho veces podio en el Tour sin alcanzar el primer puesto, no le importa que se citen sus orígenes: “¿Cómo va a molestarme que se diga que soy hijo de Adrie o nieto de Raymond? Son mi familia, les quiero y ejercieron y ejercen una influencia fundamental para que me dedicara a la bici y en mi actual desempeño profesional”. Eso sí, anhela escribir sus “propias páginas de historia”. Para comenzar, un capítulo de arcoíris en Harrogate.