Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

TOUR DE FRANCIA | ETAPA 10

Astana: del todo a Fuglsang a perder 1:40 en Albi

En el equipo kazajo se respira un ambiente enrarecido por el bloqueo provocado por el danés, que perdió tiempo junto a Pinot, Porte y Urán.

Astana: del todo a Fuglsang a perder 1:40 en Albi
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT AFP

El ambiente del Astana se respira bastante enrarecido. El Macizo Central ha tenido la culpa. En el equipo, y principalmente en el grupo de los españoles (Luis León Sánchez, Omar Fraile, Pello Bilbao y Gorka Izagirre), creían que iban a disponer de oportunidades personales cuando no se solaparan con etapas decisivas para luchar por la general con Jakob Fuglsang. Sin embargo, ni camino de Saint-Étienne ni de Brioude hubo representación de la escuadra kazaja en las fugas (tampoco el día de La Planche, aunque en este caso se trataba de la primera meta en alto). De hecho, el Astana trabajó para evitar que De Gendt llegara a Saint-Étienne y lanzar a Fuglsang o Lutsenko. Pero la catástrofe ocurrió rumbo a Albi, con el danés cortado en los abanicos.

En la previa la estrategia parecía muy clara. Así hablaban Luis León y Fraile: "Aparcaremos las ambiciones individuales para realizar un frente común en favor de Jakob. Eso sí, si aparece una ocasión de brillar sin perjudicar los intereses del grupo, lo intentaremos. En nuestro ocho hay mucho talento". Como contó en la SER, el murciano intervino en una reunión para explicar que consideraba un error no apurar opciones de triunfo en escapadas y jugarse todo a la baza de Fuglsang. Palabras premonitorias, ya que su líder cedió 1:40 en la meta de Albi, a pesar de sus esfuerzos y los de Lutsenko.

En el Ineos no se entiende otra táctica que ofrecer un bloque unido en torno a un jefe y estar siempre atentos en punta del pelotón. En el Astana acostumbran a gozar de mayor libertad y menor organización. Una diferencia clave, que se saldó con Geraint Thomas y Egan Bernal en el primer pelotón... y con Fuglsang a su caza. El galés, defensor del título, se mostró "feliz" por la ventaja conseguida sobre "rivales duros como Pinot, Porte, Fuglsang o Urán": "Dimos un golpe de autoridad el día que menos lo esperábamos". Pinot, hasta la fecha el favorito más sólido y en forma, pasó de sacar 19 segundos a Thomas a perder 1:21 justo antes de la primera jornada de reposo: "Vaya mierda de etapa y qué mal me voy a encontrar en el día de descanso". Pura sinceridad. Como la de Porte: "Nunca dejo atrás la mala suerte en los Tours". Urán se expresó con más mesura: "Así funciona el Tour, pero queda mucho hasta París".