Los siete españoles que aspiran a suceder a Alberto Contador

CICLISMO

Los siete españoles que aspiran a suceder a Alberto Contador

Mikel Landa y Alberto Contador ruedan en fuga durante la 13ª etapa del Tour de Francia 2017 con final en Foix.

PHILIPPE LOPEZ

AFP/Getty Images

Tras su retirada, corredores como Mikel Landa, Ion Izagirre, Marc Soler o Enric Mas aspiran a suceder a Contador en la lucha por la general en las grandes vueltas.
Chris Froome, positivo en un control en la Vuelta a España

La retirada de Alberto Contador tras la disputa de la Vuelta a España deja abierta la puerta a que varios jóvenes españoles tomen el relevo del ciclista de Pinto en la lucha por la general de las grandes vueltas. Tras la retirada de Joaquim 'Purito' Rodríguez la temporada pasada y del ciclista madrileño tras la ronda española, sólo Alejandro Valverde aguanta en activo en el pelotón después de los grandes éxitos del ciclismo español en los últimos 15 años. El murciano deberá convivir con la nueva generación de ciclistas españoles que apuntan maneras. Repasamos algunos de los nombres a seguir como posibles 'herederos' de Contador.

Mikel Landa

Gran escalador que también sabe defenderse contra el crono. Curtido en el Orbea y en el Euskaltel-Euskadi, el ciclista de Murguía se perfila como el principal ciclista español a seguir en las grandes vueltas. Tras su explosión con Astana en el Giro de Italia 2015, donde finalizó tercero en la general tras el propio Contador y su jefe de filas Fabio Aru, Landa ha sido el ciclista español con más proyección para luchar por las grandes vueltas y uno de los que más se asemeja a Contador, ya que se defiende bien tanto en montaña como en crono. Su gran Tour de Francia y su reciente victoria en la Vuelta a Burgos han catapultado aún más a un Landa que a sus 27 años tiene hambre para sumar su primer Giro, Tour o Vuelta en las filas del equipo Movistar, donde correrá el año que viene.

Mikel Landa celebra la victoria en la tercera etapa de la Vuelta ciclista a Burgos con llegada en el alto del Picón Blanco.

Ion Izagirre

Al igual que Landa, el ciclista de Ormaiztegui se forjó en el Orbea y en el Euskaltel-Euskadi, donde ya despuntó tras ganar una etapa en el Giro de 2012 y ser segundo en la general de la Vuelta a Polonia 2013, lo que le valió para fichar por el Movistar. Con el conjunto telefónico repitió segundo puesto en Polonia en 2014 y ese año también se proclamó campeón de España de ruta. En 2015 sí se alzaría con la general de la ronda polaca y la tercera plaza en la Vuelta al País Vasco. Aunque su victoria más destacada llegaría en 2016, cuando ganó la etapa de Morzine en el Tour de Francia, a los que sumó el título nacional de contrarreloj, la segunda posición en la general de Suiza y Algarve y el diploma olímpico en los Juegos de Río, tras terminar octavo en la prueba contrarreloj. Después de una gran 2017 con Top-10 en París-Niza, Vuelta al País Vasco, Tour de Romandía y Vuelta a Suiza, el guipuzcoano no volverá a competir hasta 2018 tras sufrir una dura caída en la crono inicial del Tour de Francia.

Ion Izagirre celebra su victoria en Morzine en la 20ª etapa del Tour de Francia 2016.

Rubén Fernández

Ganador del Tour del Porvenir en 2013, el murciano se curtió en el Caja Rural y pasó al Movistar en 2015. En su primera temporada en el equipo telefónico destacó con un quinto puesto en el Tour Down Under, una sexta plaza en el Tour de Gran Bretaña y una novena plaza en la Volta al Algarve, además de debutar en el Giro de Italia. En 2016, 'El Escayolas' logró terminar en el Top-10 en el Tour Down Under, la Vuelta a Polonia y la Vuelta a Burgos (sexto en las tres), además de lucir durante un día el jersey de líder en la Vuelta a España y contribuir de forma decisiva a que Nairo Quintana lograse la general. Con las bajas de Nairo Quintana y Alejandro Valverde, el murciano tuvo más galones en la Vuelta a España, aunque se despidió de las opciones de la general en la etapa de Andorra y no pudo concluir la carrera al retirarse con molestias en un pie.

Rubén Fernandez posa con el maillot de líder de la Vuelta a España 2016 tras la etapa del Mirador de Ézaro.

Marc Soler

El catalán debutó en el UCI World Tour en 2015, llegando a lograr una cuarta plaza en una etapa de la Volta a Catalunya y se presentó como una de las grandes promesas del futuro tras ganar el Tour del Porvenir ese año ante ciclistas como Jack Haig, Laurens de Plus, Sam Oomen o Sebastián Henao. En 2016, Soler ganó una etapa y fue segundo en la Ruta del Sur tras su jefe de filas Nairo Quintana y en la presente temporada ha realizado grandes actuaciones en París-Niza, Volta a Catalunya (tercero en la general tras Valverde y Contador) y en la Vuelta a Suiza (octavo), además de finalizar cuarto en los nacionales de contrarreloj. Al igual que Rubén Fernández, Soler dijo adiós a sus opciones en la general camino de Andorra, pero se ha mostrado muy activo en las fugas para lograr un triunfo de etapa.

Marc Soler celebra su victoria en la cuarta etapa de la Ruta del Sur 2016.

David de la Cruz

A sus 28 años, el catalán ya tiene amplia experiencia dentro del pelotón. Tras un gran rendimiento en el Caja Rural, con una segunda posición en la general de la Vuelta a Asturias 2012, y en el NetApp-Endura, donde llegó a correr Vuelta y Tour además de hacer Top-10 en la Vuelta a California, De la Cruz fichó por el Etixx-Quick Step, equipo en el que ha logrado hacerse un nombre en el pelotón, y más tras su victoria en el Naranco en la Vuelta a España que le permitió ser líder por un día y finalizar séptimo en la general. Este año, De la Cruz ha ganado una etapas en París-Niza y Vuelta a País Vasco (donde además fue cuarto en la general) y ha finalizado tercero en la Vuelta a Burgos. El catalán fue una de las sensaciones de la primera semana de la Vuelta, aunque los puertos andaluces le lastraron. Pese a ello, no pudo terminar la carrera tras sufrir una dura caída en el descenso del Cordal camino del Angliru. En 2018 compartirá equipo con Chris Froome en el Sky.

David de la Cruz luce el maillot rojo de líder de la Vuelta a España 2016 antes de la etapa de Lagos de Covadonga.

Enric Mas

El mallorquín se perfila como una de las grandes opciones para luchar por las vueltas por etapas en el Quick-Step. Curtido en la cantera de la escuadra belga, Mas logró en 2016 una etapa y la general de la Volta ao Alentejo y la general del duro Tour de Saboya Mont Blanc, además del segundo puesto en otra exigente prueba como el Giro Ciclistico della Valle d´Aosta. En 2017, en su primera temporada como profesional ha terminado en el Top-20 en carreras como la Vuelta al País Vasco y el Tour de California y ha saltado al escaparate mundial tras finalizar segundo en la general de la Vuelta a Burgos sólo superado por Mikel Landa. Mas ha demostrado su combatividad luchando por entrar en las fugas e incluso mostró su fortaleza en la subida al Angliru.

Enric Mas rueda durante la contrarreloj del Tour de California 2017.

Jaime Rosón

El zamorano ha sido campeón sub-23 en 2015 y ganó una etapa en la Vuelta a Turquía 2016. En la temporada 2017, Rosón ha logrado grandes actuaciones en la Settimana Internazionale Coppi e Bartali (tercero) y en el Tour de Croacia, donde ganó unaa etapa y cedió la general por un segundo ante Vincenzo Nibali. También ha sido segundo en la general en la Vuelta a Castilla y León y quinto en la Vuelta a Burgos. La próxima temporada continuará su progresión en el UCI World Tour tras fichar por el Movistar. En esta Vuelta también ha demostrado que puede aguantar con los mejores (ha sido Top-30 en la general) además de intentar buscar etapas a través de fugas.

Jaime Rosón posa junto a Vincenzo Nibali y Jan Hirt en el podio del Tour de Croacia.

0 Comentarios

Mostrar