Estás leyendo

Landa: “Sé que podré pelear por el Tour en el futuro”

TOUR DE FRANCIA 2017

Landa: “Sé que podré pelear por el Tour en el futuro”

Landa: “Sé que podré pelear por el Tour en el futuro”

DANI SANCHEZ

DIARIO AS DIARIO AS

Mikel Landa atendió a AS. El alavés, cuarto, no pudo subir al podio de París por un solo segundo y espera que nunca más le frenen en carrera.

París

-¿Qué balance extrae de su cuarta plaza?

-Bueno, resulta complicado. Frenaron mi manera de correr, aunque estoy contento de ayudar a cumplir el objetivo: el cuarto amarillo de Chris.

-¿Le dolió la jornada de Rousses, en la que el Sky le mandó parar?

-Esa igual la entiendo más, porque iba a Latour a un minuto y debí descolgarme para ayudar.

-¿Y camino de Foix, cuando Kwiatkowski y Froome tiraron por detrás?

-Eso lo comprendo un poquito menos, ya que yo era el mejor de la general de los cuatro de aquel grupo (Contador, Nairo, Barguil y Landa). No quiero analizar en caliente, porque quizás me equivoque, pero si era un ciclista clave para ganar este Tour, me podían haber sacado más partido para acabar más arriba. Nunca puse en peligro que Chris se llevara el título.

-El Sky realizó el Tour planeado: vencer con Froome. Sin embargo, ¿se consideró usted con opciones?

-Es muy fácil pensarlo cuando estás en el equipo del vencedor. El Sky es una escuadra muy fuerte y controlamos bien. Sé que podré estar en la pelea en el futuro.

-¿Es agradecido Froome?

-Sí, con los compañeros y los auxiliares. No me puedo quejar tampoco, sé a lo que vine y es lo que hay.

-Pasan las temporadas y en su biografía figuran perdidos el Giro de 2015 y el Tour de 2017. ¿Le duele?

-Hasta ahora me lo he tomado como algo gracioso o motivante. Contador me abrió los ojos en este Tour y ves que las oportunidades y los años se suceden, y yo mismo soy consciente de que puede ocurrir cualquier percance que dé al traste con tus ambiciones. Como en el Giro, donde me topé con una moto. Tengo ganas de que no haya más excusas.

-Lo que ha dejado claro es que a partir de aquí la situación va a cambiar.

-Sí, por completo. Este Tour se convertirá en un punto de inflexión. No puedo volver a cometer este error. Seguramente sea mi fallo por no exigir lo que es ser un líder. Así que no regresaré a una grande sin galones. Y si soy segundo, será por decisión mía.

-Normalmente corre para divertirse, pero en este Tour no lo ha logrado.

-Sí. Concluyo cuarto y a un segundo del podio, y no me siento satisfecho. Como si hubiera hecho cuarto en cualquier otra carrera.

-En frío, con tiempo, ¿cómo verá estas tres semanas? ¿Le dará vueltas a ese fatídico segundo?

-Pues no lo sé. No tengo ni idea. No me planteo ni pensarlo.

-¿Se ha quedado con la espina de no disputar un cara a cara con los favoritos?

-Sí.

-¿Pudo haberles hecho frente?

-Sí. En el Izoard no vinieron a por mí porque no pudieron, y después debí tirar, como siempre. En la segunda semana llevaba unas piernas para soltarles, pero ha surgido así… y así se quedará.

-¿Cree aún en el Giro como principal objetivo o decidirá según los recorridos?

-Ya se verá con los trazados y las ocasiones o exigencias del equipo en el que esté. El Giro es la prueba que más me gusta y la más agradecida, pese a que haya tenido muchos altibajos allí.

-¿Le tiene ya más apego al Tour?

-Un poco más, sí. Supongo que la gente me devolverá el cariño y seguramente me llene más en adelante. A los aficionados les habrá motivado, como en el Giro de 2015, y eso me aporta para continuar.

-¿Y su futuro?

-Todavía no se ha cerrado.

0 Comentarios

Normas Mostrar