TOUR DE FRANCIA | 7ª ETAPA

Yates: “Buscaba el maillot blanco y entonces, ¡bang!”

El arco hinchable del último kilómetro se cayó encima del ciclista británico, que rodaba justo por delante del grupo de favoritos.

Lac de Payolle
0
Yates: “Buscaba el maillot blanco y entonces, ¡bang!”
KENZO TRIBOUILLARD

GP Tour de Francia: 8ª Etapa en directo

Siempre que ocurre un percance con un arco del Tour, Vittel, como sponsor, y el Orica se ven involucrados. En 2013, en Bastia, el autobús del equipo australiano se quedó empotrado en la línea de meta, patrocinada por el agua mineral francesa. Se temió seriamente por la viabilidad de la etapa: se desencajó el vehículo y se despejó la zona in extremis. El bus del Orica llegó a disfrutar de un perfil de humor en Twitter. En esta ocasión, en Lac de Payolle, le tocó a Adam Yates sufrir la caída del hinchable del último kilómetro… también de Vittel.

El británico disponía de unos segundos de ventaja sobre el grupo de los favoritos, no esquivó la flamme rouge y se fue al suelo. Ensangrentado, Rubén Plaza le ayudó para concluir la jornada. Como consecuencia del surrealista accidente, tiene erosiones y recibió unos cuantos puntos en la barbilla. “El incidente no reviste gravedad. Simplemente golpes, desilusión y una historia de esas que se cuentan en los bares”, aseguró Brian Nygaard, el jefe de comunicaciones del Orica. “La barrera se vino abajo en el momento en que pasaba”, confirmó Yates.

Gendarmes y operarios de las motos neutras de Mavic abrieron un hueco en el lado derecho de la calzada: por donde cruzaron los coches de la organización y los corredores, encabezados por el Movistar y el Sky, como antes de que sucediera el esperpento. Valverde, que entró de charla con Froome, bromeó sobre el tema: “La gente quería que la etapa terminara ahí”. Pero no acabó ahí, sino en la zona de seguridad. El director deportivo del Tour, Thierry Gouvenou, se apresuró a señalar que los cortes producidos no tendrían valor de cara a la general y se aplicarían las posiciones de tres kilómetros a la meta.

Yates buscaba el maillot blanco de mejor joven: “Lo deseaba, cogí una buena renta… y entonces, ¡bang! No me lo creía”. El jurado le otorgó siete segundos de diferencia y la prenda, y ASO ofreció su explicación: un espectador desenchufó la máquina del aire. Otros percances similares se vivieron en la Vuelta a Suiza 2013 y GP Escalda y Flandes 2015.