GIRO DE ITALIA

Los Países Bajos: sprints y peligro para los favoritos

Nimega y Arnhem serán sábado y domingo las primeras oportunidades para una importante lista de velocistas: Greipel, Kittel, Démare, Viviani, Modolo, Colbrelli...

Los Países Bajos: sprints y peligro para los favoritos
AFP

Mientras a los favoritos les advierten del peligro del viento, de la estrechez y de las numerosas rotondas de las carreteras neerlandesas, los velocistas se frotan las manos ante las llegadas de Nimega y Arnhem en la segunda y en la tercera etapa. Bastantes de los mejores sprinters del panorama mundial se disputarán las victorias en este Giro: Greipel, Kittel, Démare, Modolo, Viviani, Colbrelli, Nizzolo, Pelucchi… o los prometedores Ewan y Mareczko, ambos de 1994.

André Greipel, compacto y potente (1,84 m y 76 kg) alemán de 33 años, ha logrado 17 triunfos de manera ininterrumpida desde 2008 en las tres grandes, al menos siempre uno en la que se inscribió: “Llevo una gran racha, no se puede negar, pero acabo de padecer mi peor primavera desde que me convertí en profesional. Mi condición está bien ahora, así que espero remontar en las siete oportunidades que pienso que dispondremos”. En 2016 sólo ha ganado dos trofeos en la Challenge de Mallorca (Porreres y Palma) y una jornada en Turquía.

A Marcel Kittel, de 27 años, se le ve tan fuerte como a su compatriota, pero más alto (1,89 m y 82 kg): “Guardo un gran respeto a Greipel. Ha demostrado durante casi una década que figura entre la élite del sprint”. Kittel también presume de once etapas en Giro, Tour y Vuelta: “Salgo con el desafío de ampliar la cuenta, aunque no me lo pondrán fácil. Me enfrentaré con André, Démare, Viviani o Modolo”. Tanto Greipel como Kittel se acordaron de la nueva generación de velocistas: “Ewan y Mareczko tienen mucho talento”. Ewan (21) y Mareczko (22) recogieron el guante: “Partimos con la idea de aprender e intentar alzar los brazos”.

Los dos alemanes se presentan como los rivales a batir por caché y el respaldo de sus equipos, el Lotto Soudal y el Etixx. Arnaud Démare, vencedor en la San Remo de 2016, pretende romper esos trenes para conseguir su primer éxito en una grande después de dos Tours cruzados: “Se me atragantaron, quizá el Giro se me adapte más”. El francés de la FDJ no transmite ánimo de reivindicarse tras polémica sobre si se remolcó en la Milán-San Remo: “Quiero competir bien, no correr contra Italia o los suyos”. El escuadrón italiano lo integran Viviani, Modolo, Pelucchi o Nizzolo, el ganador de la maglia de puntos en 2015: “Nos divertiremos”.