Alejandro Valverde espera elevar su moral ante Purito

Clásica de San Sebastián

Alejandro Valverde espera elevar su moral ante Purito

Alejandro Valverde espera elevar su moral ante Purito

Valverde estará rodeado de un buen equipo, con Antón, Castroviejo, Jesús y José Herrada, Moreno, Rojas y Visconti. Purito será su principal obstáculo para la txapela.

Valverde quiere recuperar esa chispa y frescura en las piernas que no encontró en el final del Tour para subir al podio. Por lo menos, para un día su ambición está intacta. En la Clásica de San Sebastián intentará desquitarse del amargo final de París. Estará rodeado de un buen equipo, con Antón, otra baza de la formación, Castroviejo, Jesús y José Herrada, Moreno, Rojas y Visconti. Purito Rodríguez, en la puesta a punto para la Vuelta, es ahora su principal obstáculo para la txapela.

Ambos conocen al dedillo esta carrera, pues el murciano se impuso en 2008 y Purito fue segundo en 2005. Gallopin —ganador el año pasado por delante de Valverde—, Gilbert y Sagan también cuentan en los pronósticos. Los ciclistas que vienen de competir en el Tour parten con ventaja, por su mejor golpe de pedal.

En Donostia se mantiene un circuito explosivo y rompepiernas, en el que se ha introducido una novedad que puede ser determinante para el final, con un puerto de segunda, Bordako Tontorra, por la zona de Igeldo en los últimos kilómetros que va como anillo al dedo a Purito.

Tradicionalmente era el alto de Jaizkibel el que hacía la criba final para dejar un grupo de elegidos que pugnaban por el triunfo, pero en esta ocasión la dificultad montañosa está integrada ya en la propia llegada, con porcentajes en algunos repechos del veinte por ciento, lo que abre el abanico de candidatos. Indurain recibirá un homenaje, 24 años después de su victoria en la Clásica.

Comentarios

Comentarios no disponibles