TOUR DE FRANCIA

Ganó Majka y Nibali distanció a Valverde, que sufrió una avería

El compañero de Contador venció en Risoul. Nibali volvió a atacar y aumentó su ventaja. El murciano, con un problema mecánico, conservó la segunda plaza por apenas 13".
Tour de Francia 2017: Düsseldorf-Lieja

Ganó Majka y Nibali distanció a Valverde, que sufrió una avería
AFP

El polaco Rafal Majka, de 24 años, que llegó al Tour a regañadientes para cubrir la baja de Kreuziger en el Tinkoff de Contador, hizo buena la escapada del día y se adjudicó la 14ª etapa, Grenoble-Risoul (177 km). Nibali, segundo, aumentó su ventaja al frente de la general, que ahora lidera con 4:37 minutos sobre Valverde, que sufrió en el tramo final de esta segunda jornada de los Alpes y salvó su segunda plaza del podio ante Bardet por sólo 13 segundos. Purito Rodríguez, que se metió en la fuga, recuperó el maillot de lunares de la Montaña.

La escapada del día era una escapada ‘pata negra’. El Sky metió a Thomas y Nieve, con el afán de activar su plan C tras la retirada de Froome y el hundimiento de Porte. El Tinkoff colocó a Majka y Roche, con libertad para cazar etapas tras el abandono de Contador. También entró Purito, con su doble objetivo de ganar la Montaña y una etapa. Y Jesús Herrada, el prometedor conquense del Movistar. Y Riblon, vencedor el año pasado en el Alpe d’Huez. Y Edet, triunfador en la Montaña de la Vuelta 2013. Y De Marchi, que inscribió su nombre en Risoul en el Dauphiné 2013. Y Serpa, colombiano como denominación de origen… En total, 17 grandes corredores. Sólo uno se llevó el premio gordo.


ES - Magazine - Etapa 14 (Grenoble > Risoul) by Le Tour de France

Purito coronó los dos grandes puertos del día precedentes a la meta, el Lautaret (1ª categoría, 34 km al 3,9%) y el Izoard (especial, 19 km al 6%), con lo que recuperó en propiedad el maillot de lunares, aunque está empatado a 88 puntos con Majka. Su dominio en esta última cima le aportó además un premio extra de 5.000 euros por el premio Henri Desgrange, otorgado en la cumbre más alta de esta edición (2.360 metros).

Bardet tensó en el descenso del Izoard, sabedor que esa especialidad es una debilidad de su rival por el podio: Pinot. Sufrió su compatriota, pero enlazó. Más le costó a Van Garderen, que también puja por una plaza en el cajón, aunque el grupo terminó reagrupado. El Ag2r de Bardet y Péraud estuvo especialmente activo y tiró del pelotón, igual que lo había hecho el NetApp de Konig en otro tramo anterior de la jornada. Dos equipos que descargaron al Astana del trabajo. Los objetivos más allá del maillot amarillo comienzan a condicionar la ronda, como pasa siempre.

Ya en Risoul (1ª, 12,6 km al 6,9%), los fugados se fueron desperdigando. El grupo de favoritos acechaba a apenas un minuto. A falta de 5 km, Majka era cabeza de carrera, con Purito y De Marchi agonizando por detrás. Entonces comenzó el movimiento entre los gallos. Arrancaron Rolland y Péraud, sin acuerdo. Y a 3,5 km, ¡zas! Saltó una centella amarilla: Nibali lanzó su ataque, al que solo respondió Péraud, especialmente motivado y que parece correr al margen de los intereses de su compañero Bardet. Valverde, con un problema mecánico en el cambio, no aguantó con los perseguidores y pasó un momento crítico en los últimos dos kilómetros. Había que sacar la calculadora.

En la meta, Majka conquistó la victoria, que su jefe Contador celebró desde el plató de RTVE. A 24 y 26 segundos llegaron Nibali y Pèraud: otro mordisco del ‘Tiburón’. A 50”, los dos pipiolos franceses Pinot y Bardet, picadísimos en su lucha por el podio. A 54”, Van Garderen. Y ya a 1:24 entró el 'Pupas' Valverde, que retuvo a duras penas su segunda plaza en el cajón.

Por el camino, la etapa había registrado un nuevo abandono español, el séptimo: Rafael Valls. De los 20 corredores que tomaron la salida en Gran Bretaña, ya solo quedan 13. Y a propósito de Valls, el primer ministro francés, Manuel Valls, visitó el Tour en esta jornada. Coincidencias caprichosas.