Estás leyendo

Valverde se pone segundo tras otra exhibición de Nibali

TOUR DE FRANCIA | 13ª ETAPA

Valverde se pone segundo tras otra exhibición de Nibali

Valverde se pone segundo tras otra exhibición de Nibali

REUTERS

El murciano atacó a diez kilómetros, tras el hundimiento de Porte, pero luego no pudo seguir la estela de un líder intratable, que también ganó en Chamrousse.

Vincenzo Nibali es el patrón del Tour 2014. El ‘Tiburón’ se adjudicó la 13ª etapa y primera de los Alpes, entre Saint-Étienne y Chamrousse (198 km), y ya suma tres victorias en esta 101ª edición de la Grande Boucle. El italiano aumenta su ventaja como maillot amarillo con 3:37 minutos sobre el segundo, Alejandro Valverde, que fue cuarto en la meta y avanzó una plaza en la general después de que Richie Porte se descolgara en la última ascensión y perdiera una minutada. El podio lo completa el francés Romain Bardet, a 4:24.

Movistar tomó el mando del grupo en el inicio de la subida final a Chamrousse (categoría especial, 18 km al 7,3%), donde inicialmente permanecían no más de treinta corredores. Nibali se había quedado sin su principal apoyo en la montaña con la caída de Fulgsang en el descenso del puerto anterior de Palaquit (1ª, 14,1 km al 6,1%). Tampoco estaba Scarponi. El ‘Tiburón’ solo iba acompañado por Kangert, que se puso en cabeza a 14 km. Mucha tela aún por delante. A 12 km tensó Pinot y el siciliano perdió a su compañero. Pero lo más noticiable es que cedió el segundo clasificado: Richie Porte. Nieve se quedó con él para intentar amortiguar las pérdidas, pero al australiano le cayeron 8:40 minutos. El plan B del Sky hizo aguas.


ES - Resumen - Etapa 13 (Saint-Étienne > Chamrousse) by Le Tour de France

La situación era buena para Valverde, que atacó a 10 kilómetros. Había que mover el árbol. Sólo Nibali y Pinot llegaron a su rueda. Los tres enlazaron con Ten Dam, que había salido a la captura de Konig y Majka. Dos cazadores de etapas que intentaban aprovechar el marcaje de los favoritos. El murciano tiraba del cuarteto, porque tenía en su mano eliminar a Porte. A falta de equipo, el capo del Astana había encontrado un improvisado lanzador. No tuvo piedad Nibali. Saltó a 6,5 km, rebasó a los dos destacados y voló hacia la cumbre. Su guerra es el maillot amarillo y entrar en el selecto grupo de los campeones de las tres grandes, donde solo figuran Anquetil, Merckx, Hinault, Gimondi y Contador. El ‘Tiburón’ llama a la puerta de ese Olimpo.

La escapada de la jornada ya había quedado en una anécdota. Este viernes había estado integrada por Huzarski, Brice Feillu, Visconti, De Marchi, Kadri, Durasek y Oss, pero el pelotón no dejó que se marcharan más allá de los tres minutos. El último superviviente fue De Marchi, que sucumbió a 14 km de la cima. Hoy tampoco era día para aventuras.

Una de las imágenes conmovedoras de la etapa fue la del abandono de Dani Navarro a 93 km del final, con mareos y náuseas, previsiblemente por un golpe de calor. El asturiano del Cofidis, que cumple hoy 31 años, no pudo retener las lágrimas en el adiós a una carrera donde el año pasado se clasificó noveno. Justo cuando llegaba su terreno: la gran montaña. Con su retirada, ya solo quedan 14 españoles de los veinte que comenzaron la ronda.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles