Gallopin le coge el gusto al Tour y se impone en Oyonnax

TOUR DE FRANCIA | 11ª ETAPA

Gallopin le coge el gusto al Tour y se impone en Oyonnax

Gallopin le coge el gusto al Tour y se impone en Oyonnax

REUTERS

El corredor del Lotto, que se enfundó el maillot amarillo el domingo y lo perdió el lunes, arrancó en los kilómetros finales y ganó la etapa con el aliento del pelotón en el cogote.

Tony Gallopin disfrutó de su segunda jornada de gloria en esta 101ª edición del Tour de Francia. Al maillot amarillo que se enfundó el pasado domingo en Mulhouse, y que lució durante el Día Nacional de Francia, el activo corredor del Lotto ha añadido la victoria de etapa en la undécima etapa: Besançon-Oyonnax (188 km). José Joaquín Rojas fue el primer español: sexto. Vincenzo Nibali conservó el maillot amarillo sin más alteraciones que el frenético descenso final desde la última cota de Échallon, que pilló despistado a Rui Costa, que cedió un minuto y medio y pierde su plaza en el top-ten.

La escapada del día estuvo formada por el suizo Martin Elmiger (IAM) y los franceses Anthony Delaplace (Bretagne) y Cyril Lemoine (Cofidis). Tres aventureros habituales. En el km 50 habían acumulado siete minutos, pero no hubo generosidad en el pelotón. A 47 km de la meta de Oyonnax, el campeón helvético ya rodaba solo, pero apenas tenía una ventaja de un minuto en el sube y baja final de la jornada. Era presa fácil.

Por detrás, los cazadores de etapas veían su oportunidad. Primero saltaron Bakelants y Roche, ya liberado tras el abandono de Contador. Luego lo hicieron Gautier y Jesús Herrada. Junto a Elmiger formaron un quinteto que echó un pulso al pelotón a falta de una treintena de kilómetros, en la zona más ondulada de la jornada. En la última cota del día (Échallon, 3ª categoría, 3 km al 6,6%), los fugados comenzaron a darse palos. Roche tomó ventaja y coronó en solitario, pero fue succionado por un grupo voraz en el descenso. Se hizo incluso un corte, provocado por el incombustible Tony Martin, que sorprendió a Rui Costa.


FR - Résumé - Étape 11 (Besançon > Oyonnax) by Le Tour de France

Tras un pequeño reagrupamiento, con la carrera plenamente lanzada, saltó un viejo conocido: Tony Gallopin, quien tras vestir una jornada de maillot amarillo ha debido cogerle el gusto a la gloria. Rogers, Sagan y Kwiatkowski se le unieron. El pelotón iba muy fragmentado. Gallopin contraatacó a dos kilómetros. Y esta vez sí: el francés cruzó victorioso la meta de Oyonnax, con el aliento del pelotón en el cogote, pero con tiempo para alzar los brazos.

Una de las imágenes de la jornada fue la de Andrew Talansky, mermado por las secuelas de caídas anteriores, descolgado del pelotón, pedaleando en solitario contra el dolor y contra el orgullo. Había perdido la estela del gran grupo a 82 kilómetros. No sólo no le esperó nadie, sino que además se vio a su escuadra tirar. A 50 km echó pie a tierra, se sentó en un quitamiedos, desolado, y habló con Robert Hunter, su técnico del equipo Garmin… Y cuando todo apuntaba a otro ilustre abandono, volvió a subirse a la bici y decidió seguir con lágrimas en los ojos. Llegó a 32 minutos, dentro del control. Otro héroe.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles