TOUR | 4ª ETAPA

Kittel sumó su tercer triunfo y Froome rodó por los suelos

El sprinter del Giant vence en la meta de Lille Métropole en una etapa con ciertos incidentes ya que cayeron el británico y, en los últimos kilómetros, Sagan.

Kittel sumó su tercer triunfo y Froome rodó por los suelos
REUTERS

Tres de cuatro. O tres de tres, según como se mire. Tres victorias en cuatro etapas y tres triunfos en tres llegadas masivas. Marcel Kittel es el rey del sprint. El alemán sufrió hoy bastante más para conquistar la victoria en Lille, porque el noruego Alexander Kristoff, ganador de la última Milán-San Remo, se anticipó unos metros. Pero el velocista del Giant está gigante y, aunque apurado y agónico, añadió una muesca más a su palmarés. Vincenzo Nibali sigue con el maillot amarillo y Chris Froome sufrió un accidente que le deja magullado para días venideros.

Las caídas suelen producirse por dos razones: en momentos de gran tensión en los que el ciclista o el pelotón ruedan al límite, o en momentos de relax en los que los corredores no van lo suficientemente concentrados. Este segundo supuesto define el caso de ayer de Chris Froome. El año pasado ya se cayó en la salida neutralizada de la primera etapa, sin graves consecuencias. Y este martes se fue al suelo en el km 3, en un enganchón que lanzó también al asfalto a Ion Izagirre y Bauke Mollema. El africano se reincorporó a la carrera tras ser atendido por los médicos del Tour, con heridas y contusiones múltiples en el lado izquierdo (especialmente en la cadera) y con la muñeca derecha golpeada.

Froome se llevó un buen porrazo y ahora habrá que ver cómo se recupera para la terrible jornada de este miércoles en el pavés. Muchas de estas caídas aumentan su dimensión con el paso de las horas. O si no que se lo pregunten a Andy Schleck, que el lunes sufrió un accidente aparentemente sin consecuencias, pero hoy no tomó la salida con “una rodilla dañada” y “muy desilusionado”, según escribió en Twitter.

Justo antes del accidente del keniano se había formado la escapada de la jornada, que por cuarto día consecutivo se fraguó en el kilómetro 1, a golpe de bandera. Para qué esperar más. El protagonismo correspondió esta vez al español Luis Ángel Maté y al francés Thomas Voeckler. A 55 km de la meta, el andaluz del Cofidis sufrió una avería y fue absorbido por un pelotón que ya les echaba el aliento en la nuca. El hiperactivo corredor del Europcar continuó en solitario e incluso aumentó algo la ventaja, pero era un viaje a ninguna parte y sucumbió a 17 kilómetros de la meta de Lille.

La caída de Froome no fue la única del día. Henderson perdió el equilibrio en una rotonda cuando comandaba el pelotón y se vio obligado a abandonar. Sagan también probó el asfalto en el tramo final (a 18 km), pero se reintegró al grupo con rapidez, con tiempo para disputar el sprint y clasificarse cuarto.

 


ES - Resumen - Etapa 4 (Le Touquet-Paris-Plage > Lille Métropole) by Le Tour de France