Kwiatkowski, la revelación del año y probablemente del Tour

TOUR DE FRANCIA

Kwiatkowski, la revelación del año y probablemente del Tour

Kwiatkowski, la revelación del año y probablemente del Tour

AS / Dani Sánchez

En esta campaña ha ganado a Contador, Rui Costa, Sagan, Valverde, Cancellara y Froome. Algunos ven a este polaco (24 años) como un futuro ganador del Tour.

Ganó a Contador y Rui Costa en la Vuelta al Algarve (en montaña y crono), a Sagan, en mano a mano, Valverde y Cancellara en la Strade Bianche, y a Froome en el prólogo contrarreloj de Romandía. Es campeón de Polonia, tiene 24 años y sólo un ‘fallo’, tiene un nombre muy complicado de escribir: Michal Kwiatkowski. Es, de lejos, el ciclista revelación de esta temporada.

“Estoy muy contento con la campaña que llevo”, dice el polaco. “Es mi tercer año en el Omega y el primero en que he empezado a conseguir grandes resultados. Sin la paciencia y el apoyo del equipo no lo habría logrado”.

Además de esas tres estaciones en el Omega, Michal tiene otros dos años como profesional, el primero en el Caja Rural. “Tengo muy buenos recuerdos de mi estancia en España. Llegué con mi hermano Radoslaw, vivimos en Alsasua y tuvimos el apoyo de mucha gente. En esta última Vuelta al País Vasco pude oír a mucha gente gritando mi nombre a mi paso, incluso escrito en la carretera. En el Caja Rural pude disputar carreras como la Vuelta a Murcia o La Rioja. Gracias a ello pasé al RadioShack y luego, al Omega”, dice el polaco, a quien los compañeros del Caja Rural llamaban Kiato, para simplificar.

Kiato no tiene una explicación del porqué de su explosión este año. “No he cambiado nada en mi preparación. He seguido como siempre. Supongo que es el trabajo acumulado de años atrás”. Suma seis victorias en esta campaña. “La más bonita quizá sea la Strade Bianche, por su singularidad (se corre por caminos de tierra). Pero todas son grandes experiencias”.

Y los triunfos son de todos los colores: montaña, contrarreloj, clásicas. Aparte de la Strade Bianche, quedó tercero en Flecha y Lieja y quinto en Amstel. Él no quiere encasillarse. “Mi entrenamiento está enfocado a las vueltas, pero si eres bueno en ellas, también puedes serlo en las clásicas. Me entreno para mejorar mis puntos débiles. Mi ventaja es que soy un corredor todo terreno”.

El año pasado, en su primer Tour, llevó el maillot blanco de mejor joven durante diez etapas y acabó undécimo. “Mi objetivo es mejorar el puesto, pero el éxito puede llegar por otros caminos. El Omega quiere hacer un gran resultado en equipo y uno de los puntos más importantes, quizás el que más, es ayudar a Cavendish a ganar etapas”.

El pronóstico apunta a que puede ser también el ciclista revelación del Tour. Es más, algunos predicen que puede ser el vencedor en el futuro. “Sí, ya lo he oído y leído varias veces. Pero yo me centro en mi trabajo. No pienso en lo que va a pasar el año que viene”.

Cuenta Kwiatkowski que se hizo ciclista “porque vivía en un pueblo muy pequeño (Dzilyn) y no tenía gran cosa que hacer”. “Había un entrenador ciclista en el pueblo y le preguntó a mi hermano si quería ser ciclista. Dos años después, yo tenía diez, empecé también siguiendo los pasos de mi hermano mayor”.

Kiato no terminó el Dauphiné, le faltaron las dos últimas etapas, pero según su equipo no es preocupante. Aseguran que, dado que lleva una temporada muy fuerte, la consigna que le dieron era no forzar, sólo preparar la puesta a punto para el Tour, donde probablemente todos terminemos sabiendo deletrear su nombre.

Comentarios

Comentarios no disponibles