NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DALLAS MAVERICKS

Mark Cuban vende Dallas Mavericks sin irse

La familia Adelson adquiere el paquete mayoritario de acciones de Dallas Mavericks, franquicia de la NBA, pero Mark Cuban retiene el control deportivo.

Actualizado a
Mark Cuban -
Geoff BurkeUSA TODAY Sports via Reuters Con

Dallas Mavericks, la franquicia que desde el 2000 ha estado liderada en los despachos por Mark Cuban, ha sido vendida. Al menos en su mayoría. El inversor de Pittsburgh, sin embargo, ha logrado un acuerdo para traspasar el paquete mayoritario de acciones sin renunciar a su figura de autoridad como jefe de operaciones. Cuban, un tiburón de los negocios (de ahí que participara en el conocido programa de televisión Shark Tank), pierde sin perder. Los Mavs pasarán a la familia Adelson porque tendrán la cuota mayoritaria de acciones, pero Cuban se reserva una pequeña porción y también el derecho a seguir teniendo el control de la parcela deportiva. El trato, que Marc Stein adelantó, queda cifrado en 3.500 millones de dólares.

RELACIONADO | La billonaria fortuna de Mark Cuban

Cuban, un propietario siempre polémico y nunca escondido, seguirá trabajando la parcela deportiva. Primero con Nowitzki y ahora con Doncic los Mavs son uno de los atractivos de la Liga y están posados en un mercado grande, en el estado de Texas, por lo que el proyecto continúa teniendo atractivo y valor de mercado.

El 4 de enero del año 2000 quedó registrada la compra de los Mavs, de Mark Cuban a Ross Perot, por 285 millones de dólares. Esa cifra se ha multiplicado exponencialmente hasta llegar al resultado logrado hoy: Cuban vende por 3.500 millones la mayoría de sus acciones (le ha sacado 3.215 millones de rendimiento) y no se va. Ahora tiene 65 años. Entre medias, con las estrellas antes mencionadas y otras como Nash, Kidd, Marion, Terry o Irving, llegó el Anillo de 2011, el único en la historia de la franquicia.

Cuban, que es judío, ha llegado a este novedoso acuerdo con Miriam Adelson, viuda del magnate Sheldon Adelson, y su familia. Miriam es ahora filántropa de causas que apoyan el vínculo de Estados Unidos con la cultura hebrea. La participación mayoritaria de los Mavericks pasa ahora a estar manejada por ellos.

RELACIONADO | La figura de Haralabos Voulgaris

La familia Adelson arrastra el éxito empresarial de Sheldon, fallecido en 2021. Él fue el fundador de Las Vegas Sands Corporation, un conglomerado de empresas dedicadas a la explotación de casinos y viviendas turísticas en dicha ciudad del estado de Nevada. En España adquirió gran popularidad hace una década, cuando intentó expandir su negocio en la Comunidad de Madrid, concretamente en el municipio de Alcorcón, desarrollando un proyecto que se conoció como Eurovegas (construcción de casinos, al estilo de los que tenía en Estados Unidos; pidió un cambio de legislación que no se produjo, lo que le llevó a abandonar sus aspiraciones). En el terreno político también impulsó a líderes como Donald Trump o Benjamin Netanyahu.

Los Mavericks no estaban entre las franquicias con más posibilidades de cambiar de propietarios. Se llevaba la palma Portland Trail Blazers. Las últimas que habían sido traspasadas de manos habían sido Charlotte Hornets, con el fin de la era de Michael Jordan, y Phoenix Suns, con el revolucionario cambio entre Sarver e Ishbia.

En Dallas el carismático Cuban había reforzado la dirección deportiva este mismo verano con el fichaje de Dennis Lindsey como consejero y el ascenso de Matt Riccardi a mánager general adjunto. Mark tenía inmediatamente debajo en el escalafón a Nico Harrison, presidente de operaciones de baloncesto, y Michael Finley, su segundo de a bordo y uno de los jugadores más importantes de la historia de los Mavs.

Normas