NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LOS ANGELES LAKERS

Los Lakers dejan a Doncic sin Dinwiddie

El equipo angelino se lleva al base, que ha quedado libre tras el cierre de Mercado. Los Mavs eran su otra principal opción, pero los Lakers les han ganado la partida.

Actualizado a
Spencer Dinwiddie #26 of the Brooklyn Nets reacts after scoring during the first half of an NBA In-Season Tournament game against the Toronto Raptors at Barclays Center on November 28, 2023 in the Brooklyn borough of New York City.
SARAH STIERAFP

Con el cierre de Mercado de la NBA del pasado jueves Los Angeles Lakers acabaron como uno de los equipos señalados por no hacer nada de nada. Mientras, los Dallas Mavericks incorporaron dos jugadores interiores interesantes, PJ Washington y Daniel Gafford, para tratar de minimizar uno de sus puntos débiles y la opinión general es que fueron una de las franquicias mejor paradas de la noche. Al menos lo habían intentado. Pero las opiniones en esta Liga a veces no duran ni 48 horas. Porque ahora han sido los Lakers los que por fin se han movido y les han pasado por la derecha a los Mavs.

Spencer Dinwiddie, uno de los jugadores más interesantes que habían quedado sin equipo tras el cierre de Mercado, va a jugar en los Lakers hasta final de temporada. Ayer se le pudo ver en el Crypto.com Arena, en primera fila junto al general manager angelino, Rob Pelinka, viendo el Lakers-Pelicans. Después del partido le preguntaron a D’Angelo Russell, con quien coincidió en el vestuario de los Brooklyn Nets, que opinión tenía de él: “Soy un fan. Pronto le vais a conocer”, avisaba a los periodistas. Las señales, bastante evidentes, estaban ahí para quien las quisiera ver. Ahora Sham Charania, periodista de The Athletic, ha avanzado que el jugador tiene decidido firmar con los Lakers en cuanto entre en la agencia libre, que está previsto que sea a última hora de este sábado.

Con la firma del nuevo convenio el pasado verano sucedía una cuestión nueva con los jugadores que quedaban libres y cobraban más de 12 millones: que no podía firmarlos cualquier equipo. Los que superaban una determinada cifra por encima del tope salarial quedan descartados. Y entre las pocas franquicias con interés en hacer un buen papel en la postemporada, en las que un base experimentado como Dinwiddie podía sumar, estaban los Lakers y los Mavs. Esos dos nombres sonaron desde el primer momento en que se supo que los Toronto Raptors iban a cortar a Dinwiddie, una vez recibieron al base, junto a Dennis Smith Jr., en el traspaso en el que Dennis Schroder y Thaddeus Young acabaron en los Nets. Los dos buscaban un jugador exterior con el que dar más profundidad a sus plantillas en el manejo del balón y han sido los Lakers los que se han llevado el gato al agua. Luka Doncic tendrá que conformarse de momento con lo que tiene.

El encaje depende de los triples

Lo cierto es que los Lakers no es que anden cortos de creadores de juego. Tienen a LeBron James, claro, pero también a un D’Angelo Russell que está jugando al mejor nivel de su carrera y a Austin Reaves, que ha mejorado muchísimo respecto a un inicio de temporada bastante flojo. Más que con el manejo del balón, con lo que tienen problemas es con la profundidad en el puesto de base-escolta por culpa de las lesiones. Gabe Vincent apenas ha tenido continuidad y Max Christie se acaba de lesionar el tobillo y va a estar varias semanas fuera. Dinwiddie puede tener un impacto en el juego del equipo inmediato. El espacio en la rotación existe.

Aunque lo que va a marcar la diferencia de si este fichaje es positivo o no para los Lakers será cómo se maneje en el tiro exterior. A la franquicia angelina le ha quedado muy claro desde que firmaron a Russell Westbrook que con estos jugadores necesitan bases que puedan tirar de tres con fiabilidad. Lo cierto es que Dinwiddie no ha sido ese jugador durante gran parte de su carrera. Su porcentaje en el triple en los 10 años que lleva en la NBA es de un 33,1%. Pero también es verdad que la temporada que estuvo en Dallas, a medio camino entre la 2021-22 y la 2022-23, promedió más de un 40% desde la larga distancia. La razón, lógicamente, era que jugaba al lado de Doncic. Seguramente los Lakers esperen que ocurra lo mismo cuando comparta pista con LeBron.