NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NBA

Los Knicks quieren estropearle el verano a Doncic

El interés por Brunson en Nueva York no deja de crecer. Han contratado a su padre como segundo entrenador y preparan una oferta de 100 millones de dólares.

Actualizado a
Luka Doncic (77) de los Dallas Mavericks ayuda a levantarse a su compañero Jalen Brunson (13) durante un partido de playoff de la NBA, entre Utah Jazz y los Dallas Mavericks, en el Vivint Smart Home Arena de Salt Lake City, Utah (EEUU).
GEORGE FREYEFE

Durante la preocupación en Dallas con la lesión de Luka Doncic, Jalen Brunson emergió para echarse el equipo a las espaldas firmando noches estelares. Los Mavs quieren retenerle, de hecho, estarían dispuestos a pagar el impuesto de lujo para que siguiese al lado de Luka como una de las piezas fundamentales del proyecto de Mark Kuban.

Su calidad y liderazgo a sus 25 años, también han despertado el interés de otras franquicias, como los Knicks, que dejaron perplejos a sus fans con sus decisiones en el Draft de la NBA, todas ellas dirigidas en una misma dirección: adquirir a Jalen Brunson. Realizaron varios movimientos para liberar 18 millones de dólares en espacio salarial de cara al verano. Todo ello dentro una estrategia pensada para ir tras Brunson, algo que de repente tiene un impulso real después de las transacciones del jueves por la noche.

Así lo anunciaba Marc Stein: “Una fuente cercana describió esa amenaza como ‘muy, muy, muy real’. Se espera que los Knicks preparen una oferta de cuatro años y 100 millones para Brunson. Pero lo que impulsa aún más las posibilidades de Nueva York es la creciente creencia entre algunas personas cercanas a la situación de que Brunson quiere este traslado al Madison Square Garden a pesar de su considerable aumento de protagonismo como Maverick y la capacidad de Dallas para superar la oferta de los Knicks, atraído por la oportunidad de convertirse en el principal escolta indiscutible de Nueva York, además de los fuertes lazos familiares.

Otro de los movimientos de los New York Knicks ha sido el de contratar a su padre, Rick Brunson, como entrenador asistente, razón de peso como para que el jugador decidiese hacer la maletas, a parte de convertirse allí en el jugador franquicia. Además, el presidente de los Knicks, Leon Rose, fue su agente, y es considerado como de la familia.

El director general de Dallas, Nico Harrison, se pronunció al respecto: “No nos sorprendió que lo hicieran. Intentaron hacerlo en la fecha límite de negociación. Honestamente, hasta que nos diga que no quiere estar aquí, somos optimistas. No hemos escuchado lo contrario, así que somos optimistas. Tenemos que serlo.

La situación en Dallas es diferente. Estaría bajo la sombra de Luka Doncic, pero en un equipo con aspiraciones al título. Si recalase en los Knicks, sería él quien llevase la batuta, a no ser que llegasen otras super estrellas como Kyrie Irving. Tras un proyecto fracasado con Kemba Walker, le tocaría reconstruir un nuevo grupo con él a la cabeza.

Encima de la mesa tiene dos opciones que distan mucho entre ellas; un posible aspirante al título o una incógnita bajo un nuevo proyecto.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?