NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Joventut BadalonaJOV
76
Surne BilbaoBLB
81
Finalizado

LIGA ENDESA | 1ª JORNADA

El proyecto de Ponsarnau en Bilbao arranca con optimismo

Zarpazo del Surne en Badalona ante el Joventut en un emocionante final. Smith, Rabaseda y Francis Alonso, destacados.

Actualizado a
Hakanson, ante Feliz
Hakanson, ante FelizEnric FontcubertaEFE

Los nuevos proyectos eligen comenzar así. Con una victoria como la del Surne Bilbao en la siempre difícil pista del Olímpic de Badalona, ante un Joventut que está justo por debajo de los inabordables Madrid y Barça. Y encima con un final igualado que puso a prueba la madurez de los ‘hombres de negro’, que llegaban tras una pretemporada de lo más caótica. Sorpresa de las gordas. ¡Menuda campanada! Una canasta de Smith y cuatro tiros libres anotados por Hakanson después de que los locales no supieran rematar el partido con el 75-72 a minuto y medio del final pusieron en bandeja esta bombona de oxígeno para los vizcaínos. El robo de Rabaseda, un experto en estas lides, a Guy fue también determinante, y especialmente los tiros lejanos de Alonso (4/5 en triples), para neutralizar la buena velada de Tomic, que se apagó tras el descanso. No encontró un relevo anotador y eso peso mucho en las filas verdinegras. El conjunto vizcaíno se comportó como un equipo honrado, trabajador y esforzado, noticias de lo más esperanzadoras dejando a un lado sus fases de brillantez o desacierto. Es veloz, pero protege la pelota muy bien: solo cinco pérdidas. Plantar cara con tanta gente nueva a un Joventut más hecho tiene gran mérito.

Lo primero, honores para un grande. Parra recibió el homenaje por su oro en el Eurobasket, que mostró a la grada con orgullo. La Penya, en donde no jugó durante el primer tiempo el francés Howard, tuvo una actuación muy irregular en esta toma de contacto, algo normal en este amanecer del curso. En las primeras sesiones, lo principal es no cometer grandes errores, aferrarse a que no conviene regalar. El partido se desperezó descontrolado y casi caótico. El equipo visitante arrancó más metido, con Rabaseda tomando responsabilidades en un un plano que no es el suyo: el de la anotación, muy incisivo, castigando las recuperaciones defensivas (10-15). No le podía frenar nadie, tampoco a Smith, que ha tenido un arranque de año prometedor. Entre ambos sumaron 21 puntos en la primera parte.

Los locales estuvieron mal en las transiciones defensivas, aunque reaccionaron de la mano del ‘pistolero’ Guy, para empatar a 21 en el primer acto, que se cerró con un acierto del 80 por ciento por parte vasca. La igualdad presidió la siguiente manga, y la irrupción de Tomic en ataque -12 puntos en la primera parte- y la buena defensa de Ventura sobre Smith sembraron ciertas dudas en las filas vascas, donde no acababan de entrar los triples. Pero supieron aguantar ese mal momento y rehacerse. El Joventut se fue hasta una máxima diferencia de once puntos (47-36, a 1,33 para el descanso) con Parra llegando a los ocho, pero se despistó en el minuto y medio antes del descanso, con ataques demasiado largos al filo de la navaja, lo que hizo que el Surne Bilbao dejara la diferencia en cinco (47-42). Pudieron contener la fluidez ofensiva del rival y reaccionar a su alta puntuación ofensiva.

Andersson y Whitey se hicieron presentes después, y el Bilbao se mostraba más consistente en el juego. El juego ya no era tan fluido. Los tripes de Alonso dieron la vuelta al luminoso (60-61, min. 30). Eso sí, la Penya llegó al último cuarto por delante (63-61) con una canasta desde el arco de Guy. Hakanson estaba a cero y con una sola asistencia y se reservaba para la estelar aparición final. El Surne Bilbao necesitaba involucrar a Francis, que llevaba solo 2 puntos en 27 minutos, para no depender exclusivamente por fuera de Smith y una posible reaparición de Rabaseda. Y se agarró al partido de su mano y de la de Withey, que controló a Tomic en el tramo final (no vio aro en los 16 minutos finales). El Joventut se complicó el partido con 75-72 después de que Parra no embocase un triple y Ventura fallara dos tiros libres en el marcador a 1:32 de la conclusión. Un 2+1 de Alonso igualó la contienda y una cesta de Smith en una bola que cayó con nieve aprovechando una décima de segundo de despiste de Vives (va a meter canastones en ACB el sustituto de Goudelock) puso por delante a los bilbaínos (75-77) con 30 segundos por jugar. Hubo falta sobre Andersson en la pelea por un rebote, pero no se pitó. Feliz falló un tiro libre para igualar el marcador (76-77) y Hakanson no perdonó a -16 segundos desde esa misma línea antes de que Rabaseda forzara una lucha que favoreció a su equipo al robarle un balón a Guy cuando la Penya intentaba el triple para forzar la prórroga. El capitán empezó inspirado en ataque y acabó exhibiendo la especialidad de la casa. Ludde cerró el debate con otros dos tiros libres.

RESUMEN

Joventut (21+26+16+13): Feliz (10), Guy (13), Parra (8), Ellenson (7), Tomic (14) -equipo inicial- Maronka (5), Vives (4), Birgander (8), Kraag (-), Ribas (4), Ventura (3) y Howard (-).

Surne Bilbao Basket (21+21+19+20): Hakanson (8), Smith (16), Rabaseda (9), Andersson (5), Whitey (9) -equipo inicial-, Radicevic (1), Sulejmanovic (6), Reyes (4), Kyser (4) y Alonso (19). 

Árbitros: Perea, Sánchez Mohedas y Mendoza. Eliminaron por cinco faltas personales a Simon Birgander (min. 40).

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada de la Liga Endesa disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante 4.638 espectadores

Duran: “En el último cuarto tomamos decisiones bastante desastrosas”

Duran valoró que en el último cuarto su equipo “atacó muy mal y tomamos decisiones desastrosas” lo que acabó dando el triunfo a un Surne Bilbao que el técnico verdinegro consideró “mejor” que su equipo. “El último cuarto fue muy malo, comenzando por el entrenador y seguido por los jugadores”, añadió el técnico, que señaló que su equipo “en general no tuvo nunca el ritmo del partido”.

El preparador verdinegro agregó que su equipo solo estuvo cómodo “en el segundo cuarto” aunque lamentó que cuando iban 11 puntos arriba “permitimos que el Bilbao se enganchara al partido”. “No empezamos la Liga Endesa como queríamos y estamos dolidos, sobre todo por nuestra gente”, lamentó el técnico que instó a todos a pensar ya en el partido del próximo domingo en la pista del Valencia Basket.

Ponsarnau: “Esta victoria nos da mucha confianza”

Ponsarnau consideró “muy positiva” la victoria de su equipo y dijo que les da “mucha confianza” de cara a las próximas semanas en las que combinaran la competición española con la europea. “Es la primera vez que gano en Badalona con público”, añadió el técnico. Ahondó en la importancia del triunfo teniendo en cuenta que el equipo “no ha tenido las circunstancias que no permitieran crecer como queríamos” en referencia a las lesiones de jugadores importantes durante la pretemporada.

Del partido, el técnico del conjunto bilbaíno que su equipo “acabó bien” la primera parte después de reducir a cinco puntos una ventaja de once del Joventut para irse al descanso dentro del partido y que en el segundo tiempo fueron “sólidos, buscando nuestro momento y enganchados al partido”.

Reconoció que fue un final de partido “a cara o cruz” y destacó “la racha anotadora de Francis Alonso” y que el equipo “encontrará a algunos jugadores” como los factores que llevaron a su equipo a remontar el partido y llevarse el triunfo. “Queremos ser el Bilbao de la segunda parte con ritmo, energía y solidez”, concluyó el técnico.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?