NBA | RESUMEN DE LA JORNADA

Resúmenes y resultados de NBA: partidos de hoy, 13 noviembre

Los Nets sufren pero ganan a unos Pelicans que ya están 1-12. Los Knicks vuelven a hundirse con los titulares en pista y los Hawks, horribles, encadenan seis derrotas seguidas.

0
Resúmenes y resultados de NBA: partidos de hoy, 13 noviembre
Jared C. Tilton AFP

De 5-1 a 7-6, las cosas se han enfriado muy seriamente en New York Knicks. En Charlotte (104-96) perdieron una oportunidad óptima de enderezar el rumbo. Y lo peor es que, otra vez, sus titulares volvieron a ser noticia… y no para bien. Después de un brillante primer cuarto (18-34 con 17 puntos y 4 triples de Kemba Walker en el regreso a la que fue su casa), la primera unidad volvió a hundirse en el tercer parcial, cuando encajó un parcial de 22-5 que básicamente acabó siendo clave. Esa unidad (Kemba-Fournier-Barrett-Randle-Robinson) tiene el peor rating defensivo de la historia y sus minutos se saldan con un -78, la peor cifra de una unidad de cinco jugadores en toda la NBA.

Después de un primer tiempo discreto, el segundo fue un intercambio emocionante y con muchas jugadas espectaculares. Los suplentes de los Knicks volvieron a remontar (Burks, Rose, Quickley…) pero el regreso de toda la primera unidad resultó después fatal. Barrett ha entrado en un bache tremendo (2 puntos, 1/9 esta vez), Kemba acabó con 26 puntos (solo 9 después del primer cuarto), Randle con un pobre 10+8+5 con un 5/16 en tiros… Un balance muy pobre contra unos Hornets que recuperan el pulso (7-7) tras cinco derrotas seguidas, casi todas en gira por el Oeste. Son ahora dos triunfos, este impulsado por Hayward (22+5+7) un espectacular Bridges (24+4+4) y el motor de LaMelo Ball (12 puntos, 17 rebotes, 9 asistencias, 5 robos). Además, Rozier sumó 18 puntos y oubre 12 con cuatro triples.

N.O. PELICANS 112-BROOKLYN NETS 120

Mucho mejor van la cosas al vecino de Nueva York, que empezó peor que los Knicks pero ya está por delante (9-4 por 7-6) después de sumar su séptima victoria en ocho partidos. Los nets sufrieron más de la cuenta en Nueva Orleans (112-120 final), pero ganaron a esos Pelicans que siguen siendo un alma en pena, sin Brandon Ingram ni Zion Williamson: nueve derrotas seguidas y 1-12 ya, 0-6 en su pista. Aún así, la cosa estuvo reñida, incluso después de que los Nets tomaran 21 puntos de ventaja en el tercer cuarto (69-90). Los locales reaccionaron y estuvieron por delante (104-101) a cuatro minutos y medio del final. En la siguiente posesión, Bruce Brown anotó un triple sobre la bocina y después Kevin Durant abrió la brecha definitiva para un triunfo sellado con un triple de James Harden a falta de 29 segundos. Gran partido del base: 39 puntos, 12 asistencias… y, claro, de Durant: 28+7+8 con un 11/17 en tiros. Además, Joe Harris anotó seis triples (6/8) para 24 puntos. En los Pelicans, 20 puntos y 12 rebotes de Valanciunas, 17+6 de Temples y 14 con 6 asistencias de Graham. Sigue la pesadilla en Luisiana.

DENVER NUGGETS 105-ATLANTA HAWKS 96

Otro equipo llamado a estar en la zona noble del Este era Atlanta Hawks, pero su despliegue está siendo muy decepcionante: derrota en Denver (106-94), la sexta seguida, nada menos. Y cuarto triunfo consecutivo de los Nuggets, que sin Jamal Murray ni Michael Porter Jr se aferran a su defensa: nueve partidos con el rival por debajo de 100 puntos, 8-1 de balance en ellos. En total, 8-4 para los Nuggets y terrible 4-9 ya para los Hawks.

Aaron Gordon persiguió a Trae Young por toda la pista y sumó además 23 puntos. Y Nikola Jokic, tras su partido de suspensión, acabó con 22 puntos, 19 rebotes y 10 asistencias. Pero una de las claves está en la reforma de la rotación de Michael Malone, cuyo banquillo es más productivo lanzado por PJ Dozier y el rookie Bones Hyland, clave con 15 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. Facundo Campazzo no jugó, cada vez más fuera de esa fotografía. En los Hawks, terrible 5/20 en triples y buen esfuerzo de Trae (30+5+9) y John Collins (26+9). Pero nada de nada por parte de Hunter, Huerter, Bogdanovic, Gallinari… demasiados jugadores en un nivel muy pobre.