NBA | FINALES

Las mayores remontadas de la historia: LeBron, Hakeem, Bird...

Los Bucks han conseguido, por ahora, equilibrar un 2-0. Si se alzan con el título, habrán logrado una proeza en esta final de 2021. Pero en la historia de la NBA tienen otros ejemplos ilustres.

Las mayores remontadas de la historia: LeBron, Hakeem, Bird...
BECK DIEFENBACH AFP

Los Bucks están a mitad de camino. Salieron de Arizona con un 2-0 en contra que parecía una losa casi insalvable en unas Finales que comenzaron frías por los problemas de rodilla de Giannis Antetokounmpo y la superioridad evidenciada por los de Monty Williams en los dos primeros partidos. Pero las tornas han ido cambiando en Wisconsin: 2-2 después de dos partidos en los que la defensa de los Bucks ha dictado su ley y entre Giannis y Khris Middleton (y el cepo de Jrue Holiday a Chris Paul) han asegurado dos triunfos que han neutralizado la ventaja de los Suns (2-2) a las puertas de una miniserie a tres partidos.

Quedan un mínimo de tres partidos (sábado y martes) y un máximo de tres. Como muy tarde, el próximo jueves habrá campeón, en un séptimo encuentro que se jugaría, como el quinto, en Phoenix. Los Bucks buscan ser el cuarto equipo que logra voltear un 2-0 en contra en la lucha por el anillo. Si lo logran, habrían consumado una remontada que estaría a la altura de las más espectaculares en la historia de los playoffs. Son estas:

REMONTADAS EN LA LUCHA POR EL ANILLO

CLEVELAND CAVALIERS 2016: La gran remontada. Nunca se había levantado un 3-1 en la historia de las Finales, con el añadido de que los Warriors venían de firmar la mejor Regular Season de la historia (73-9) y eran los vigentes campeones. Además, fue la primera vez desde 1978 en la que el campeón se coronó en un séptimo partido a domicilio. Kyrie Irving y sobre todo un monstruoso LeBron James propiciaron una remontada imposible. LeBron, de hecho, se convirtió en el primer jugador en liderar una serie completa, no digamos unas Finales, en las cinco principales categorías estadísticas (29,7 puntos, 11,2 rebotes, 8,8 asistencias, 2,5 robos y 2,2 tapones).

MIAMI HEAT 2006: Solo se ha remontado un 2-0 cuatro veces en las Finales: Cavaliers 2016, Celtics 1969, Blazers 1977... y el gran vuelco de 2006, cuando un superlativo Dwyane Wade llevó a Miami Heat a su primer título ante unos Mavericks que ganaban 2-0 y mandaban con claridad en el tercero. Fue una serie de finales angustiosos y polémica, sobre todo en el famoso quinto partido, en el que Wade tiró tantos tiros libres como los Mavericks (25) y sumó 21 de sus 43 puntos desde la línea de personal, incluida una protestada última falta in extremis. En el sexto los Mavs tiraron una ventaja de 14 puntos en la primera parte (Wade sumó 36) pero su gran oportunidad había estado en el tercero, cuando ganaba por 13 a seis minutos del final y encajaron la remontada que cambió la serie (del hipotético 3-0 a 2-1). Wade fue MVP con unos promedios de 34,7 puntos, 7,8 rebotes, 3,8 asistencias y 2,7 robos.

MIAMI HEAT 2013: Dos equipos tremendos (los Heat del Big Three y los Spurs de Popovich) y un desenlace increíble, el del triple milagroso de Ray Allen para forzar el séptimo partido. Los Spurs tenían el título en la mano en el sexto partido, con 2-3 a favor: diez arriba en el inicio del último cuarto y cuatro con dos tiros libres para Ginóbili a falta de 37 segundos. Pero el argentino falló uno de sus tiros, LeBron metió un triple y Kawhi Leonard perdonó otro lanzamiento de personal que valía medio campeonato. Con 92-95, LeBron no acertó desde la línea de tres pero los Spurs no cerraron el rebote y Chris Bosh lo mandó a la esquina, donde Allen empató con un tiro histórico. Los Heat no fallaron en la prórroga ni después en el séptimo partido, en el que LeBron sumó 37 puntos.

BOSTON CELTICS 1969: El último título y seguramente el más increíble de la dinastía Bill Russell en Boston. Con el pívot como entrenador/jugador, unos Celtics avejentados no entraban en las quinielas ni para estar en la Final, no digamos para sorprender a los Lakers de West, Baylor y Chamberlain. Fue la primera vez que un visitante ganaba el título en un séptimo y la única en la que un jugador del equipo derrotado (Jerry West) fue elegido MVP de la serie. En el último partido, en el Forum, el dueño de los Lakers (Jack Kent Cooke) mandó colgar del techo los globos que se liberarían en cuanto se certificara un título que nunca llegó. Fue el toque extra de motivación que necesitaban los irreductibles Celtics. Decidió una canasta agónica de Don Nelson. Los Lakers tuvieron en la Final ventajas de 2-0 y 3-2, pero perdieron 3-4.

PORTLAND TRAIL BLAZERS 1977: Las Finales de la blazersmania, la locura en Portland con un equipo creado solo siete años antes (1970), que nunca había jugado playoffs ni tenido un récord ganador hasta esa temporada 1976-77, la primera desde la fusión NBA-ABA. Con el legendario Jack Ramsay en el banquillo, los Blazers tenían un maravilloso sistema colectivo que les permitió dar una sorpresa colosal: los Sixers se pusieron 2-0 y no volvieron a ganar. La principal razón, claro, Bill Walton: MVP con medias de 18,5 puntos, 19 rebotes, 5,2 asistencias y 3,4 tapones. En el sexto partido, en el que McGinnis pudo forzar la prórroga, el gigante rojo acabó con 20+27+7+8. Una pelea en el segundo partido despertó el orgullo blazer… y anticipó la remontada con cuatro victorias seguidas para los de Oregón.

DALLAS MAVERICKS 2011: Los Mavs devolvieron a los Heat el disgusto de 2006 en las primeras Finales del big three LeBron James-Dwyane Wade-Chris Bosh, que no pudo con un histórico Dirk Nowitzki (26 puntos y casi 10 rebotes de media). Los Heat ganaron el primer partido y tuvieron, en su pista, una ventaja de 15 puntos a siete minutos del final. Pero los Mavs remontaron de forma increíble y salieron de Miami con empate a uno en la serie. Los Heat respondieron en Texas y retomaron la ventaja de campo (2-1)… pero no volvieron a ganar. Los Mavericks se convirtieron en el primer equipo que perdía el tercer partido y se veía con 2-1 en contra y lograba remontar y llevarse el anillo. Nadie lo había hecho nunca. Los Heat, de hecho, no ganaron ningún partido más (2-4) y entregaron las Finales en su pista. Todavía hoy, LeBron James asegura que le duele la remontada que encajó su equipo en ese fatídico segundo partido.

OTRAS GRANDES REMONTADAS EN PLAYOFFS

DENVER NUGGETS 2020: Hay que comenzar con Denver Nuggets en los playoffs 2020, los de la burbuja de Florida. Por primera vez en la historia, un equipo remontó dos veces un 3-1 en las mismas eliminatorias por el título. Los de Michael Malone lo lograron en primera ronda ante los Jazz y, con mucho más mérito, en semifinales del Oeste contra los Clippers, para muchos el gran favorito al anillo. Los Nuggets no solo pudieron ganar tres partidos seguidos al equipo de Kawhi Leonard y Paul George sino que además remontaron en los tres diferencias que parecían casi decisivas… o literalmente definitivas: en las tres segundas partes de esos partidos, los Clippers encajaron parciales de 49-67, 35-64 y 33-50. El total en los tres últimos cuartos acabó en 59-94. Ya con 3-2, en los dos últimos choques los Nuggets solo recibieron en las segundas partes 35 y 33 puntos. Y se metieron en la final del Oeste, aunque ahí ya no pudieron con los Lakers.

HOUSTON ROCKETS 1995: Un equipo increíble, el del “nunca subestimes el corazón de un campeón de Rudy Tomjanovich, su entrenador. Después de ganar el título de 1994, los Rockets solo sumaron 47 partidos en la fase regular 1994-95. Pero acabaron siendo campeones, el único equipo que lo ha logrado desde un quinto puesto de su Conferencia. En los playoffs derrotaron a Jazz (60 victorias), Suns (59), Spurs (62) y finalmente Orlando Magic (57). Un trayecto increíble culminado con el 0-4 a los de Florida en la Final y que tuvo su punto álgido en la semifinal contra los Suns. Después de un apurado 3-2 a los Jazz, los de Hakeem Olajuwon se vieron con un 2-0 y un 3-1 en contra... y dos de los tres partidos restantes en Arizona. ganaron todos, el quinto en la prórroga y el séptimo por un punto (114-115) y gracias al icónico triple, el del beso de la muerte, de Mario Elie.

CELTICS 1981: Los Celtics no habrían sido campeones en 1981 sin su histórica remontada ante los Sixers en la final del Este, una serie que se considera una de las mejores de todos los tiempos. Los Celtics tenían a Larry Bird, Robert Parish, Tiny Archibald, Cedric Maxwell y Kevin McHale todavía como sexto hombre. Los Sixers a Julius Erving, Bobby Jones, Darryl Dawkins y Andrew Toney. Los Sixers ganaron el primer partido en el Garden y los dos primeros en Philadelphia para ponerse con un 1-3 que parecía definitivo. Y más cuando en el quinto partido ganaban 103-109 a 1:51 del final. Pero los Celtics ganaron 111-109. En el sexto, los Sixers desperdiciaron 13 puntos de ventaja (98-100 final) y en el séptimo los Celtics volvieron a ir en desventaja casi todo el tiempo, también en el último cuarto. Pero ganaron otra vez por los pelos (91-90) con la última canasta anotada por Larry Bird a 1:03 del final.

CLEVELAND CAVALIERS 2007. Otra vez LeBron James, esta vez en ruta hacia sus primeras Finales. Un año antes, en sus primeros playoffs, LeBron había perdido, en segunda ronda y en siete partidos antes unos Pistons poderosísimos, el grueso del equipo campeón en 2004. Pero en 2007 el Rey se rebeló y los Cavs ganaron 4-2 la final del Este. Después perdieron con los Spurs (4-0). Los Pistons habían ganado los dos primeros partidos por el mismo marcador: 79-76. En los siguientes tres partidos, hacia un 2-4 final, LeBron promedió 35 puntos, 8,3 rebotes y 9 asistencias, con una actuación legendaria en el quinto partido, en el Palace de Auburn Hills: anotó los últimos 25 puntos de los Cavs, 18 entre las dos prórrogas que se jugaron para un 107-109 final. En el sexto partido LeBron se quedó en tres canastas y 20 puntos pero el rookie Daniel Gibson anotó 31 puntos y metió a los de Ohio en sus primeras Finales.

DENVER NUGGETS 1994: En la primera ronda de los playoffs 1994, los Nuggets remontaron un 2-0 a los Sonics y se convirtieron (2-3) en el primer octavo clasificado que eliminaba al número 1 de su Conferencia. Había 21 victorias de diferencia entre ambos (63-42) y los Sonics ganaron además los dos primeros partidos por más de diez puntos. Pero entonces, y para sorpresa de todos, los Nuggets ganaron los dos partidos de Denver, el cuarto en la prórroga (con 8 tapones de Dikembe Mutombo) y se impusieron en el quinto en Seattle, donde los Sonics solo habían perdido cuatro partidos. El billete para segunda ronda se resolvió en la prórroga, donde los Nuggets sellaron una sorpresa que es leyenda en la NBA.

GOLDEN STATE WARRIORS 2016: Una ronda antes de ser el primer equipo al que le remontaban un 3-1 en unas Finales, los Warriors del 73-9 lograron exactamente lo mismo (aunque con factor cancha a favor y el séptimo partido en su pista) en la final del Oeste, ante unos Thunder que dejaron escapar una oportunidad única en la que acabó siendo la última temporada de Kevin Durant antes de que el alero anunciara su marcha a, precisamente, los Warriors. Durante cuatro partidos, los Thunder abrasaron a unos Warriors superados: +16 en el primero, en Oakland, +28 en el tercero y +24 en el cuarto. Desesperados, los Warriors ganaron el quinto en su pista con apuros y gracias a un buen segundo tiempo y viajaron a la olla a presión de OKC para intentar salvar la temporada. Lo lograron con uno de los mejores partidos de playoffs de los últimos tiempos: 101-108, con remontada en el segundo tiempo y una actuación memorable de Klay Thompson, que salvó a su equipo con una serie de triples imposibles: 41 puntos y 11 triples, récord de los playoffs. En el séptimo (96-88) los Thunder tuvieron ventajas de trece puntos antes del descanso pero decidió Stephen Curry (36 puntos).