Francia
80
España
75
Finalizado

AMISTOSO DE LA SELECCIÓN FEMENINA

Alba Torrens tiene escudera

España cae contra Francia en París (80-75), pero demuestra energía y Maite Cazorla, 17 puntos, complementa a la de Binissalem (22). Las de Mondelo volarán a Tokio con buen feeling.

0
El salto inicial del amistoso de preparación para los Juegos Olímpicos entre Francia y España en París.
FEB / ALBERTO NEVADO

Todavía sin Ndour, Laura Gil, Silvia Domínguez ni Cristina Ouviña, España no pudo repetir victoria contra Francia (80-75) en el segundo amistoso en dos días, pero cayó en pie y transmitió buenas sensaciones y energía. Es una Selección que, más allá de Alba Torrens, está mudando la piel y explorando nuevos referentes en Maite Cazorla, María Conde o la jovencísima Raquel Carrera, que estuvo menos acertada que en Málaga. "Tiene 19 años", recuerda estos días Mondelo a los periodistas. Pero que mantiene su fe inquebrantable y su corazón.

Definitivamente, el Eurobasket ya está archivado. Pese a su desventaja de altura, y en algunos casos de talento, España no se abandonó aunque pudo hacerlo y se repuso en ocasiones a amplias ventajas de Francia. Al 20-12 de salida contestó hasta empatar (27-27). Ahí llegó el break que pudo decidir el partido. En cuatro minutos y medio, un parcial de 14-0 dejó casi en la lona a la Selección. El 41-27 se hizo demasiado cuesta arriba.

Tiene muchos recursos Francia, especialmente motivada en París, como su seleccionadora, Valerie Garnier, que metió a toda su artillería, poco dispuesta a perder dos veces en dos días contra Mondelo. Marine Fauthoux llevó el peso en los dos primeros cuartos. Luego le tocó a Gabby Williams, exjugadora del Uni Girona y tiradora letal, que apareció en el tercer cuarto cuando España amenazó con el 51-46.

Paula Ginzo, Laura Conde o Raquel Carrera hicieron lo posible por contener a las pívots francesas pero Miyem, Gruda o Ciak, más Chartereau son 30 puntos difíciles de contrarrestar, como los 41 rebotes de las bleus. Aun así, y pese a que Alba, como en Málaga, llegó algo cansada al final (habrá que vigilar ese detalle en los Juegos), la Selección se plantó en los minutos finales con opciones reales de victoria. No se la llevó, pero eso es lo de menos. Lo importante era viajar a Tokio el día 17 en el vuelo del COE sabiendo que la moral y el espíritu del equipo siguen intactos. Cancelados los amistosos contra Bélgica y China, llevarse esa sensación era importante.