NBA | CAVALIERS 102 - CELTICS 94

Boston, deprimida y depresiva

Los Celtics no sólo han perdido a Jaylen Brown, también el norte. Nueva derrota, la cuarta seguida, esta vez ante unos Cavaliers ya eliminados.

0
Kevin Love
Emilee Chinn AFP

Muy mal momento para los Celtics. Jaylen Brown se ha salido de la dinámica para ser operado, por lo que no estará en lo que queda de campaña, y el equipo ha hecho clic pero no para tener un resultado positivo. La baja del alero no es sólo deportiva, también espiritual por el papel que juega en el vestuario, y a la plantilla parecen habérsele juntado ambos extremos. Son cuatro derrotas seguidas, cinco en los últimos seis enfrentamientos

En Cleveland, ante unos Cavaliers que no tienen nada que hacer salvo lucirse, perdieron. 102-94 y con Jayson Tatum. El mejor fue Kevin Love (30 puntos y 14 rebotes), el que hace sólo unas fechas parecía más fuera que dentro de la pelea incluso por los números. 

Los Celtics ya estaban a una sustancial distancia de su siguiente objetivo, los Knicks, y estaban ya casi condenados a jugar una eliminatoria más para asegurarse pelear por el título. Recordemos que jugaron las finales de conferencia la pasada campaña. No hay quien le vaya a quitar de donde está, pero las sensaciones son lo peor de una racha tan mala en unas circunstancias como éstas. Y la esperanza, pese a ser lo último que se pierde, se pierde

Los Celtics no sólo estuvieron sin Brown, también sin Smart y Walker. Sí estaba Tatum, pero se quedó solo. Con Pritchard de suplente pese a que terminó jugando bastante y bien. Se aferraron a la vida después de un primer cuarto que ya albergaba muchas dudas. Fue en el último periodo cuando éstas se volvieron a acrecentar, más si cabe. Love enchufó dos de sus seis triples para coronar un parcial de 11-0 que hizo mucha pupa a los de Brad Stevens. Con Sexton manejando a su antojo y dando sus propias dosis de daño irreparable los Cavaliers, fuera de toda tensión por el campeonato, lograron la victoria.