NBA | NUGGETS 129 - ROCKETS 116

El Campazzo director y el Porter triplista destacan en los Nuggets

Partido fácil para Denver: Jokic pudo repartir responsabilidades, Dozier anotó bien, Porter lideró la tabla de anotadores y Facu Campazzo marcó un récord.

Facu Campazzo
Twitter: @Nuggets DENVER NUGGETS

Partiendo de una base, que los Rockets hacen todo lo posible por perder sus partidos, vayamos con el último. Derrota en Denver contra los Nuggets, que supieron controlar desde un principio una noche con poca trampa y muchas posibilidades para todos.

Pero no hay que engañarse: los que están en Houston, están y necesitan brillar. House, Wall, Augustin y Bradley no estaban y Wood se encuentra lesionado, por lo que Silas probó con una rotación cortísima de siete. Olynyk, Armoni Brooks, Wilson o Anthony Lamb tienen que buscar acomodo en un futuro y quieren destacar aunque sea en este contexto, así que no iban a regalar nada. Apretaron lo que pudieron. En el otro lado, roles extendidos: Jokic no tuvo que forzar, Porter se puso a meter puntos, Dozier destacó como titular y Campazzo batió su marca de asistencias (13). Con ello los Nuggets se impusieron 129-116

El equipo local sacó ya una buena ventaja en la primera mitad. En el tercer cuarto los Rockets llegaron a por perdiendo por veinticuatro tantos. En ese contexto se hizo sencillo sostener el partido a su vera y contra con la victoria al final de la jornada. 

Houston aguantó el primer cuarto, nada más. Su falta de convicción en la defensa, unido a que tienen jugadores jóvenes y otros que han llegado con la temporada empezada hacen que la cohesión haya sido difícil de conseguir, imposible si además le añadimos el elemento de que ganar es secundario. Lo que tardó en Denver en ponerse el mono de trabajo y empezar a producir a gran escala, vamos. 

Fue con la salida de Rivers y la dirección de Campazzo, que lleva días estando fallón en los tiros pero captando bien la esencia del director de juego, cuando los locales se despegaron. 

El base argentino fue el principal sirviente de Michael Porter y sus triples, anotando hasta ocho. Las jugadas de los Rockets en ataque eran de pura fuerza e individualismo, en defensa ni se hablaban y los cortes eran sinónimo de canasta segura. Jokic también prefirió pasar que anotar, Dozier finalizó bien y mejoró su marca de puntos y no hubo nada más que ver. La distancia de más de veinte conseguida en el segundo cuarto se corroboró al final de la velada.