BROOKLYN NETS

Aldridge deja el baloncesto por un problema de corazón

El jugador de los Nets sorprende con un comunicado en el que anuncia su retirada inmediata. El corazón le dio un susto el pasado sábado.

LaMarcus Aldridge deja el baloncesto. Es la noticia inesperada del día y una de las sorpresas de la temporada. El jugador, que lo ha anunciado con un comunicado a través de las redes sociales, da como razón para esta decisión una "irregularidad en el latido del corazón" durante y después del último partido que disputó el pasado sábado ante los Lakers.

"Hoy escribo esta carta con el corazón apesadumbrado", comienza la misiva el ya ex jugador de baloncesto, para continuar explicando qué fue lo que le pasó: "Mi último partido lo jugué con una irregularidad en el latido. Esa noche el ritmo empeoró, lo que hizo que me preocupase aún más. A la mañana siguiente le conté al equipo lo que estaba pasando y estuvieron estupendos llevándome al hospital para que me hicieran un chequeo. Aunque ahora estoy mejor, lo que sentí en mi corazón aquella noche sigue siendo una de las cosas más aterradoras que he experimentado. Dicho todo esto, he tomado la difícil decisión de retirarme de la NBA. Durante 15 años he puesto al baloncesto por delante y ahora ha llegado el momento de poner mi salud y a mi familia lo primero".

Aldridge, de 35 años (cumplía 36 en el mes de julio), fichó por los Brooklyn Nets a finales de marzo y había disputado con ellos cinco partidos. Uniéndose a un grupo que ya contaba con Kevin Durant, James Harden, Kyrie Irving y Blake Griffin, el ala-pívot buscaba el que habría sido el primer anillo de su carrera. Siete veces all star y cinco en los mejores quintetos del año desde 2011 (sólo hay nueve jugadores que hayan sido elegidos cinco veces o más en la última década), Aldridge es uno de los mejores jugadores altos de los últimos 15 años, especialmente en su primera etapa en la liga, cuando defendió los colores de los Portland Trail Blazers, aunque también destacó en sus primeros años en los San Antonio Spurs.