EUROLIGA | BARCELONA 72 - BAYERN 82

Pau Gasol: "Me he sentido jugador de baloncesto otra vez"

Tras su vuelta a las pistas, el pívot catalán habla sobre sus primeras sensaciones. Con nueve puntos y cuatro rebotes, ya piensa en el siguiente partido.

0
Pau Gasol: "Me he sentido jugador de baloncesto otra vez"
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Veinte años después de su última canasta con la camiseta azulgrana, Pau Gasol volvió a sentir qué significa anotar en el Palau. No tardó demasiado. Sarunas Jasikevicius apostó por su titularidad y el pívot catalán le devolvió la confianza de inmediato. A los 40 segundos, anotó sus primeros puntos, los primeros del conjunto local, con un tiro desde la media distancia que lleva su patente. Los compañeros le buscaban, como no, todo el mundo quiere jugar con Gasol, y siguió respondiendo: al descanso, siete puntos. Al final del partido fueron nueve, junto a cuatro rebotes y una asistencia en los trece minutos que estuvo sobre la pista. Un parqué de Barcelona que, aunque feliz desde la distancia por lo grande de su leyenda, le echaba de menos.

Ilusión máxima dentro del equipo, pero también fuera, entre aficionados blaugrana y no tan blaugrana: hoy, el baloncesto era un poquito más baloncesto. Y también para el propio Pau, que, tras el encuentro, ha hecho públicas sus primeras impresiones como (de nuevo) jugador del Barça: "Primer partido, sin duda, momento especial. He intentado disfrutar y dar el máximo en cada segundo", comparte en su perfil oficial de Twitter. Tras el encuentro, Jasikevicius, haciendo de altavoz de todo el grupo, mostró su satisfacción por el regreso, asegurando que había sido "lo más positivo del partido" y "una gran noticia para el Barça e importante para el club". Un sentimiento generalizado y que el propio jugador ha podido percibir tanto en el trato de sus compañeros como en la propia publicación en redes, llena de respuestas rebosantes de alegría y respeto.

Después de dos años alejado de las pistas, cualquier regreso es bueno; pero el suyo, en concreto, tal y como demuestra la hoja de estadísticas, no se ha quedado en lo emocional. Eso sí, lo primero no deja de ser lo más importante, al menos en el día de hoy: "Con margen de mejora, pero muy contento de haber podido jugar y de haberme sentido jugador de baloncesto otra vez. Y de haber intentado hacerlo lo mejor posible", añade en el vídeo. Antes de esta noche histórica, el último partido de Pau se situaba en 2019, con Milwaukee Bucks. Su conocida lesión en el escafoides del pie izquierdo, el motivo. Una vez superada, nueva página y nuevos retos para un jugador que, a pesar de sus precoces logros en España, los dos anillos con los Lakers y los interminables logros con la Selección, aún tiene hambre: "Ahora toca descansar, recuperarme, jugar el siguiente partido y mejorar en cada uno de ellos". Próxima parada, el Clásico.