AS Monaco
82
Finalizado

EUROCUP | SEMIFINALES | PARTIDO 1

Al Granca le toca remontar para soñar con la Euroliga

El Herbalife encajó un parcial de 24-5 en el segundo cuarto que le terminó por condenar a la derrota. Gray apareció a tiempo para cercenar una remontada imposible.

Se dejó ir el Gran Canaria en el segundo cuarto, y no lo pudo pagar más caro (82-77). El 24-5 encajado en esos diez minutos dilapidó sus opciones de recuperar un factor cancha que bien le podría haber puesto a las puertas de la Euroliga, surrealista posibilidad antes las mil y una calamidades por las que ha pasado esta temporada. Llegó a ponerse a tres puntos en los últimos segundos, pero la reacción llegó demasiado tarde.

Maniató por completo el Mónaco a un inoperante Gran Canaria en el primer tiempo, y eso que Slaughter había inaugurado el marcador. La primera misión insular estaba clara, y no era otra que sacar a Stevic de inicio para que se fajara con Lessort, quien le sacó dos faltas personales en apenas dos minutos y medio. La formación insular se agarraba a su sustituto, el espigado Balcerowski, que ponía a su equipo con ventaja tras cuatro puntos seguidos: 5-8.

El partido era pura ingeniería defensiva, tan sufridos los ataques en ambas canastas, y dos encestes de jugón de Slaughter y Bost, 7 puntos ya, ni que fuera un pique de playground, mantenía la igualdad, 13-13, panorama que en nada cambió al final del primer acto: 20-21.

Presa del cansancio, sin ideas en ataque y sobrepasado en defensa, en todo caso exhausto por el sobreesfuerzo de las últimas semanas, se le fundieron los plomos al Gran Canaria en el comienzo del segundo cuarto. Lanzado sí salió el AS Mónaco, sin duda espoleado por Gray, siete puntos seguidos los suyos para empezar a dejar atrás a las huestes de Porfirio Fisac: 29-23. No contentos con eso, los jugadores locales olieron sangre y se lanzaron a degüello, y un posterior triple de O’Brien obligó a el entrenador visitante a pedir tiempo muerto a falta de 7:30 para llegar al descanso.

Lejos de reaccionar, se hundía lentamente el Herbalife. Hasta el desparecido Lessort se unió a una fiesta de la que parecía ausente, enchufando un tiro perfecto desde la bombilla para el darle primer +10 a los suyos: 36-26. Ante la tunda que estaba recibiendo no le quedaba más remedio al Granca que anhelar la llegada del descanso, a la que llegó prácticamente ahogado tras cuatro puntos de Inglis que le condenaban a una remontada casi imposible: 44-26.

Reanudó el partido el Gran Canaria con un notable ánimo de venganza mayormente con el rendimiento propio, además consciente de que solo tendría posibilidades de obrar el milagro pagándole al AS Mónaco con la misma moneda: la de una defensa asfixiante. Comenzaron a creerse los visitantes que todo era posible tras un 2x2 entre Slaughter y Balcerowski, quien acabó reventando el aro visitante para poner el 44-30 en el marcador. Después, cuatro puntos seguidos de un enchufado Dimsa establecieron un psicológico -10 para los insulares. 44-34.

Comenzó el Mónaco a temer lo imposible, perder un partido que tenía más que controlado, y su primer punto de este periodo, un tiro libre de Knight, nos llegó hasta que se habían cumplido cinco minutos de juego. Cuatro puntos seguidos de Costello llegaron a dejar al Herbalife a tiro de piedra, 45-40. Pero claro, el depósito de gasolina tiene un tope, y el de los hoy azules comenzaba a estar bajo mínimos.

Comenzaron a coger aire los locales tras un triple de Ndoye para el 48-41. Lessort y Knight le dieron otro impulso a los suyos, pero Dimsa enchufó a un triple que le daba mucha vida al Granca al final del tercer cuarto: 54-46.

Los chispazos que hasta el momento había soltado Gray se convirtieron entonces en el fuego monegasco con el que contener las embestidas insulares. Sendos triples del escolta volvieron a traer la tranquilidad al Principado, 59-48. Se le iba la vida en este partido al Herbalife, pero esta vez no quiso dejarse ir, consciente de la maravillosa oportunidad de acercarse de nuevo a la Euroliga en caso de recuperar el factor cancha.

Costello decidió que de momento quedaba partido, y con ocho puntos seguidos, incluidos dos triples, metió en vereda a los suyos: 65-58.

Para desgracia del Herbalife, continuaba la entrada en trance de Gray, que conectó otros dos triples para comenzar a sellar la victoria: 71-61. Sin embargo, ni que hubiera que derrotarles varias veces en el mismo partido, síntoma del excelente momento del equipo, las huestes de Fisac no se daban por vencidas ni perdiendo de diez con poco más de un minuto por delante. Shurna y Slaughter, tan fallón todo el duelo pero acertado cuando más se le necesitaba, desde el 6.75, lo dejaron todo en el aire a falta de 53 segundos: 75-71.

Paró Mitrovic el partido, no podría ser de otra manera, consciente de que, en la locura de los últimos segundos, todo podía pasar. Y pasó lo peor para el Gran Canaria, que se dejó coger un rebote ofensivo de Lessort, quien después le sacó un 2+1 a Costello, aunque falló el tiro libre, para un casi definitivo 77-71, que llegó incluso al 77-74 tras otro triple del interior estadounidense.

Todo corazón, la formación atlántica seguía percutiendo en busca de un imposible que no llegó y que, para colmo de males, sirvió para lamentar todavía más un pésimo segundo cuarto que le condena a ganar sí o sí este viernes en el Gran Canaria Arena, más el miércoles que viene en Mónaco, para volver a jugar la Euroliga. Todo ello, claro, con un ojo bien puesto este jueves en la Fonteta.

RESUMEN

AS Mónaco (20+24+10+28): Bost (11), Demahis (-), Inglis (6), Knight (8) y Lessort (12) —quinteto titular—, Ndoye (7), Yeguete (2), O'Brien (11) y Gray (25).

Herbalife Gran Canaria (21+5+20+31): Beirán (1), Okoye (-), Slaughter (13), Shurna (5) y Stevic (2) —quinteto titular—; Dimsa (14), Diop (-), Costello (22), Albicy (7), Kilpatrick (4) y Balcerowski (9).

Árbitros: Damir Javor, Michele Rossi y Josip Radokjovic. Eliminaron por personales a los locales Rob Gray, Marcos Knight y Dee Bost, además del amarillo Matt Costello.

Incidencias: Encuentro correspondiente al primer partido de la serie de semifinales de la Eurocopa de clubes de baloncesto, disputado en el Stade Louis II de Mónaco.