LIGA ENDESA | 29ª JORNADA

El Herbalife Gran Canaria se luce también en la Liga Endesa

Sentencia al Casademont Zaragoza para rozar los playoff antes de afrontar la semifinal de la Eucoup. Albicy, decisivo en los últimos minutos. Ennis, el mejor visitante.

Como buen competido, supo esperar su momento el Herbalife Gran Canaria para asestarle el golpe definitivo al Casademont Zaragoza (84-76), que durante 30 minutos tuvo todas las opciones de ganar el partido y no desfallecer en la lucha por una playoff que se le pueden haber alejado fatalmente. Con el pase conseguido a la F8 de la BCL, la permanencia pasa a ser el objetivo en la ACB.

La puesta en escena de ambos equipos pasó por ser un poco atropellado, tal vez desquiciante a ojos de propios y extraños. En la guerra de guerrillas en la que se habían convertidos los primeros minutos el Casademont Zaragoza demostró mejor conocimiento del terreno, como demostró su 2-7 a favor inicial. Sin embargo, reaccionó rápidamente el Gran Canaria, que tomó la iniciativa, 8-7, tras un triple de Balcerowski, quien cada día se atreve un poquito más, dando trazas del inmenso talento que esconde su espigado cuerpo de 216 centímetros.

Los muchachos del Oveja Hernández estaban entonces liderados por Ennis y Brussino, paisano del entrenador, y un triple de este último mantenía la igualdad en el marcador: 15-14. A la fiesta no se había unido de momento Slaughter, líder indiscutible del Herbalife, cuyos dos primeros puntos, desde el tiro libre, sirvieron para establecer un ajustado 19-16 al final del trabado primer cuarto.

El alero argentino enchufó dos triples al alba del segundo periodo que, de momento, impedían cualquier conato de escapada local: 23-22. Sin embargo, Okoye conectó otros dos para impedir cualquier conato de remontada maña, que estaba al acecho tras otro enceste lejano de Benzing: 29-28.

Descanso

Salía contestón el Casademont Zaragoza, que sin bien no tomaba la delantera en el marcador, tampoco consentía que el Herbalife se sintiera excesivamente cómodo con ella. Como quien acecha a su presa, los muchachos de Hernández encontraron su oportunidad tras la entrada en trance de un reivindicativo Wiley, quien empezó el curso a las órdenes de Porfirio Fisac, tras anotar una serie de seis puntos seguidos para poner a los suyos por delante, 37-38, justo antes de que Balcerowski, precioso el duelo de quienes fueron compañeros hace nada y menos, le diero de nuevo ventaja al Gran Canaria, que la conservó, aunque mínima, cuando tocaba irse al vestuario: 41-40.

Reinaban los locales en el intenso inicio del tercer cuarto. Así, un triple de Dimsa más el posterior mate de Okoye obligaron a Hernández a parar el partido con 51-44 en el marcador y todavía 7:19 por delante en este periodo. No reaccionaban los visitantes, mucho menos cuanto Okoye volvió a reventar el aro visitante para darle a los suyos el 60-50, la máxima diferencia hasta el momento. Se jugaban entonces los mejores minutos del Gran Canaria, que se durmió y le dio al Zaragoza. Así, Ennis le sacó un 2+1 a Balcerowski poco antes de que Barreiro, con una canasta preciosa, confirmara la reacción visitante al final del penúltimo periodo: 62-59.

Albicy, vital en los minutos finales

A falta de diez minutos, y con todo por decidir, el Herbalife hizo justo lo que debía: esperar el momento justo para asestar el golpe definitivo. Inauguró el último cuarto con un 2+1 de Albicy, y el triple posterior de Shurna le dio una ventaja importante, 68-61, quizás demasiada a esas alturas de partido. Vaya si lo fue.

El Granca comenzaba a rozar la excelencia defensiva, taponando las vías de acceso hacia su canasta, y un triple de Kilpatrick empezara a escribir la v de victoria: 73-64. Tocaba conservar una ventaja que peligró seriamente cuando Sulaimon descerrajó un certero triple para el 77-74, aunque Albicy, capital en los últimos minutos, le respondió desde idéntica distancia para, ahora sí, firmar la sentencia de un partido que acabó 84-76.

Tras su impecable trayectoria reciente en la Eurocup, el Gran Canaria se ha contagiado en la competición doméstica, y tras su victoria de esta noche, que le rearma de moral antes de la semifinal con el Mónaco, se asoma a los playoff de la ACB, lo que bien pareciera un milagro tras su deprimente inicio de temporada. Marca igualmente distancia con un rival directo, un Casademont Zaragoza que debe empezar a mirar hacia abajo.

RESUMEN

84. Herbalife Gran Canaria (19+22+21+22): Albicy (12), Costello (11), Dimsa (3), Beirán (4) y Balcerowski (8) -quinteto inicial-; Okoye (13), Shurna (11), Slaughter (6), Kilpatrick (10), Diop (4) y Stevic (2).

76. Casademont Zaragoza (16+24+19+17): Saulaimon (6), Harris (14), Brussino (15), Ennis (18) y Hlinason (4) âquinteto inicial-; Barreiro (4), Benzing (5), San Miguel (1), Wiley (9) y García (-).

Árbitros: Antonio Conde, Rubén Sánchez y Andrés Fernández. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena.