REAL MADRID

Milán, Efes, CSKA... o Barça: lo que le esperaría al Real Madrid

El Madrid ha ganado al Olympiacos y está más cerca de los cuartos de final. Estos serían sus posibles rivales si se mete entre los ocho primeros y pasa a la siguiente ronda.

El Real Madrid cerró la 33ª jornada, con la ventaja de que ya sabe lo que han hecho sus rivales por las últimas dos plazas de la Euroliga. Ganó y sigue dependiendo de sí mismo (72-63). Ya están clasificados seis equipos (Barça, CSKA, Anadolu Efes, Armani Milán, Fenerbahçe y Bayern Múnich) y cuatro de ellos pelean por los últimos billetes: Real Madrid, Baskonia, Valencia Basket y el Zenit San Petersburgo.

Los blancos dependen de sí mismos para clasificarse. Una victoria ante el Fenerbahçe en Estambul les mete automáticamente en la siguiente fase. E incluso si pierden, si el Zenit cae en uno de los dos encuentros que tiene por delante (uno de ellos aplazado) se meterían en cuartos de final, algo que han hecho en todos los años de la era Laso menos en el primero. Es decir, que el equipo que dirige el entrenador vitoriano (que ante el Olympiacos entrenó Chus Mateo por sanción del técnico principal) lo tiene de cara, pero no hecho del todo. Y está obligado a ganar si no quiere tener susto y depender de otros.

Ahora bien, de especial interés goza el cruce de cuartos, que puede ser con cuatro equipos diferentes. Y todos, claro, de la parte alta de la clasificación: Barcelona, CSKA, Efes y Milán. Con cualquiera de esos cuatro puede ser por diferentes motivos: el Madrid puede quedar quinto, sexto u octavo. Ahora mismo, los blancos se jugarían el pase a la Final Four ante el CSK, pero en ningún caso pueden quedar séptimos, ya que si pierden y el Zenit no gana alguno de sus dos partidos (si gana los dos, el Madrid sería noveno y se quedaría fuera), el Valencia o el Baskonia (que juegan entre ellos en la última jornada) quedarían séptimos, al tener el average ganado con el Real Madrid. En ese caso, los blancos jugarían contra el Barça.

Si el Madrid gana al Fenerbahçe queda por delante del equipo de Estambul. Y si, en la misma jornada, el Bayern pierde en el Palau queda quinto. Esto ocurriría porque los blancos han ganado los dos partidos a ambos equipos. Si ganan en Turquía y el Bayer se impone al Barça (que no se juega nada en la última jornada) quedarían sextos. Y se enfrentarían en cuartos al Milán, al Efes o al CSKA, según como se desarrolle la última jornada (al CSKA le quedan dos por otro aplazamiento), pero nunca al Barça, en este caso. De una forma u otra, el enfrentamiento de cuartos de final sería muy duro. Pero lo primero es lo primero, claro. La clasificación.