LIGA ENDESA | 28ª JORNADA

El Herbalife Gran Canaria se da un festín ante el Baskonia

Los isleños ganaron por 21 puntos en el Buesa. Albicy (24) y Kilpatrick (20), los mejores. Los vascos, con la mente puesta en la Euroliga.

El partido que ganó el Herbalife Gran Canaria al TD Systems Baskonia (78-99) arrancó con una actividad especial. Fall hacía mucho daño en el poste bajo pero el gran protagonista fue Okoye, con 11 puntos en 6 minutos. Ivanovic hizo un triple cambio de un tirón porque su equipo apenas defendía. Sacó de la cancha a Vildoza, Giedraitis y Fall y metió a Henry, Dragic y Diop. Un minuto después también retiró a Polonara en beneficio de Sedekerskis por lo que, del quinteto inicial, al único al que no señaló fue a Alec Peters. El 9-20 del minuto 6 fue amortiguado con un parcial de 9-1. En el minuto 8, los vitorianos no habían cometido una sola falta personal. A Dusko se lo llevaban los demonios después de la exhibición atrás del viernes en el mismo escenario ante el Milán.

Albicy cogió la iniciativa en el segundo cuarto y, bien escoltado por Costello, hizo que el Herbalife fuera abriendo brecha (29-41, min. 15). Faltaban tres minutos para el descanso y el entrenador local ya había metido en la cancha a Sedekerskis, Raieste y Kurucs. No encontraba la solución ni daba con el quinteto adecuado. A la vuelta de los vestuarios, el Gran Canaria incluso estiró la diferencia y, en el 26, ya ganaba por 49-67. Ivanovic decidió jugar, una vez más, sin cincos natos. Fue un buen cuarto anotador de Kilpatrick. 56-75 y diez minutos por delante. No era la tarde del Baskonia y se demostró también en el periodo final.

Quizás la tensión vivida el viernes en Euroliga y la doble jornada de la semana entrante con el Top-8 en el horizonte generó que los vascos no estuvieran muy enfocados en el partido de ACB. Y enfrente había un equipo de primer nivel que estuvo muy acertado en ataque. En el 34, los de Porfi Fisac alcanzaron la máxima renta con un 60-88. El partido estaba ya roto y los baskonistas cometían errores de juveniles. Los últimos minutos fueron una labor de puro maquillaje. El TD Systems llegó a ponerse 16 puntos abajo pero la reacción fue insuficiente.