NBA | RESUMEN DE LA JORNADA

Antetokounmpo vuelve a asustar

Los Bucks suman seis triunfos seguidos y once en doce partidos. Los Sixers arrasan sin Curry, Simmons y Embiid y ganan los Grizzlies y los Clippers a unos Hornets tocados.

0
Antetokounmpo vuelve a asustar
TANNEN MAURY EFE

Hace un mes, los Bucks enlazaron cinco derrotas y parecían haberse convertido en el pasado, uno de esos equipos que habían tocado techo en los dos últimos años y comenzaba un progresivo descenso desde un pico del Este en el que empujaban los duros Sixers y los mediáticos Nets. Desde entonces, los de Budenholzer han ganado once partidos de doce y han convertido un impropio 16-13 en un 27-14. Son terceros de Conferencia, a solo medio partido de los Nets y a uno y medio ahora de los Sixers, y vuelven a parecer un aspirante a todo, por mucho que nadie se los quiera tomar ya en serio de verdad hasta que no empiecen a enseñar otra cara en playoffs, donde la han pifiado las dos últimas temporadas tras arrasar en Regular Season. Pero los Bucks no pueden adelantar al calendario. Tienen que pasar por esta temporada y, ahora, lo están haciendo como hay que hacerlo: con un nivel excelente.

También Giannis Antetokounmpo, que personifica (casi toto como Mike Budenholzer) las dudas que despierta este proyecto. Ha ganado dos MVPs seguidos con números de otra dimensión, ha zozobrado en playoffs cuando los rivales han desplegado planes para airear sus limitaciones. Giannis, ya se verá en playoffs, está jugando otra vez a un nivel superlativo, por mucho que no se le incluya en la carrera por el MVP. Promedia 29,1 puntos, 11,8 rebotes y 6,2 asistencias y en el sexto triunfo seguido de su equipo, este contra los Spurs (120-113) sumó 26 puntos, 8 rebotes… y 15 asistencias, su techo de la temporada.

Además, en un big three que cada vez lo parece más con el acople definitivo de Jrue Holiday, el base acabó con 21 puntos y Khris Middleton con 23. Y debutó PJ Tucker, que no anotó en 13 minutos después de (con 35 años se nota) casi tres semanas de inactividad esperando su traspaso. Si el ala-pívot, ya en cuesta abajo, tiene fuerzas para acercarse a su nivel de los últimos años en los Rockets, los Bucks tendrán nuevas posibilidades en sus quintetos para los minutos decisivos en playoffs.

Los Spurs (22-17) dieron la cara sin excusas, lo que siempre hacen. En el quinto partido de gira en siete días, un tormento, y sin Dejounte Murray ni Patty Mills, mandaron en el primer tiempo (llegaron a un +14) al ritmo de DeMar Derozan y perdían solo por cuatro (98-94) a ocho minutos del final. Al final se impuso la lógica, pero los de Popovich viajan cómodos hacia un regreso a playoffs, después de un año de ausencia, con el que muchos no contaban. DeRozan acabó con 22 puntos y 13 asistencias, Keldon Johnson, ya una realidad, con 17+4 y 8 rebotes y Lonnie Walker IV con 31 puntos y 6 rebotes.

SIXERS 129-KINGS 105

Los Sixers, el tercero en discordia en el Este junto a Nets y Bucks (cuatro si consideramos a los ascendentes Heat, el campeón de Conferencia en funciones) dejaron una muestra de mentalidad y capacidad ante los pobres Kings, que tras aprovecharse del pésimo momento de los Celtics en el Garden, volvieron a la realidad con una derrota estrepitosa en la que se llevaron 129 puntos de unos Sixers sin Seth Curry, Ben Simmons y Joel Embiid. Una gran oportunidad de seguir sumando que acabó en pesadilla: los Sixers ganaban 41-21 después de un cuarto, sin oposición ante la paupérrima defensa de los de Luke Walton. Y 97-61 mediado el tercer cuarto, ya sin rastro de partido.

Tobias Harris ejerció de líder: 23 de sus 29 puntos en una espectacular primera parte, 11 rebotes y 8 asistencias. Danny Green sumó 18 puntos, Bradley 14 y 8 rebotes, Howard 1+13 y el eléctrico Milton 28. Un partidazo de unos Sixers a priori en cuadro ante un rival de un nivel pésimo en el que Hield hizo sus números (25 puntos con 7 triples) y estuvieron flojos Haliburton y De’Aaron Fox. Ahora es un 17-25 para los californianos, a tres partidos y medio del décimo puesto del Oeste, el último que reengancha para el play in.

GRIZZLIES 111-WARRIORS 113

Esa zona de play in la cierra ahora, noveno y décimo, Warriors (22-21) y Grizzlies (19-20). Thunder y Pelicans están ya a tres partidos, Kings a tres y medio. Así que los dos empujan para estar en esa novedosa eliminatoria después de repartirse un doble duelo directo en back to back, descafeinado por las bajas de los Warriors, que han jugado los dos partidos sin Stephen Curry, James Wiseman y Eric Paschall y en el segundo tampoco tuvieron a Kevon Looney. Draymond Green tuvo además problemas en un tobillo.

Así las cosas, no es halagüeño para los Grizzlies, que al menos ganaron en una noche muy mala en el tiro de los dos equipos, que los Warriors estuvieran por delante a falta de menos de tres minutos (99-100). Un parcial de 8-0 dejó el triunfo en casa, sin presumir mucho y con 19 puntos para Brooks y Valanciunas, que además capturó 15 rebotes. Morant sumó 14 puntos y 8 asistencias con un 5/20 en tiros y aportaron desde el banquillo Clarke y Bane, suficiente porque en los Warriors, Andrew Wiggins pasó de los 40 puntos del viernes a 20 el sábado. Jordan Poole fue el mejor con 26 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias, ya asentado como una realidad en la rotación de Steve Kerr.

CLIPPERS 125-HORNETS 98

En el Staples Center, horas después de la lesión de LeBron James con los Lakers, derrota ante los Hawks, jugaron los Clippers y pasaron por encima de los Hornets (37-21 en el primer cuarto). Los de Carolina (20-21) están séptimos del Este aunque se les está haciendo dura la gira por el Oeste: derrotas contra Nuggets, Lakers y Clippers y una noche negra en L.A., donde Cody Zeller fue baja y acabaron lesionados o tacados LaMelo Ball (muñeca), PJ Washington (tobillo) y Terry Rozier (cadera). Pésimas noticias para unos Hornets que tiene tres partidos de ventaja sobre los Raptors, el equipo que ocupa el undécimo puesto del Este, el primero que saca del play in. Los Clippers jugaron cuesta abajo y ganaron sin despeinarse con 17 puntos de Kawhi y 21 con 10 asistencias de Paul George. No hizo falta más.