INDIANA PACERS

La revisión médica previa al traspaso a los Pacers descubre un quiste en el riñón de Caris LeVert

La operación James Harden tuvo que reajustarse después de que los Pacers descubrieran el problema en la revisión de LeVert. Todavía no se sabe si es una masa benigna o maligna.

La revisión médica previa al traspaso a los Pacers descubre un quiste en el riñón de Caris LeVert
Sarah Stier AFP

El traspaso de James Harden a los Nets, en una operación masiva con dos movimientos distintos y cuatro equipos implicados) se completó oficialmente y, de hecho, Harden hizo su debut (con triple-doble) con su nuevo equipo en el triunfo contra Orlando Magic. Todas las piezas se movieron como estaba previsto pero con ajuste final: los Pacers se llevaron una segunda ronda extra (la de 2024 de los Cavaliers que iba a ser para los Nets) y 2,6 millones de euros enviados por la franquicia de Brooklyn, que vio peligrar durante unos tensos momentos la mega operación. Una que queda así:

Los Nets se llevan a James Harden

Los Rockets se quedan con Victor Oladipo, Dante Exum, Rodions Kurucs, tres primeras rondas no protegidas de los Nets (2022, 2024 y 2026), el derecho a intercambiar cuatro primeras rondas (sin protección también) con la franquicia de Brooklyn (2021, 2023, 2025, 2027) y la primera ronda de los Bucks en 20222.

Indiana Pacers se hace con Caris LeVert, una segunda de 2023 que llega desde Houston, una segunda ronda de 2024 (de los Cavaliers) y 2,6 millones de dólares.

Y Cleveland (que entregó la primera de los Bucks que completó la operación) roba a Jarrett Allen y Taurean Prince, que parecían encaminados a Texas.

El examen médico a Caris LeVert en Indiana tuvo en vilo a los cuatro equipos implicados en la operación. Primero se informó de "un problema" que había surgido y de las conversaciones de última hora para ajustar los flecos que subieron el retorno recibido por los Pacers. Después, cuando el traspaso ya se había completado, se aclaró la situación cuando los propios Pacers confirmaron que LeVert pasaba a ser baja indefinida después de que en el examen médico se le detectara, en la resonancia magnética, "un quiste en el riñón izquierdo".

No hay más información al respecto y no se ha aclarado si se trata de una masa benigna o maligna, pero sí parece que esta ha sido detectada a tiempo gracias a esta revisión que exigía el traspaso del jugador de Columbus (26 años) de Brooklyn a Indiana. Así que lo que parecían unas pruebas médicas rutinarias pueden acabar siendo decisivas para la salud del alero, que emitió después su propio comunicado: "Todos en de mi familia queremos agradecer a los Indiana Pacers su apoyo. Estamos agradecidos por su extrema minuciosidad durante el proceso físico y estoy deseando unirme al equipo y ser parte de esta gran organización lo antes posible".

El presidente de operaciones de baloncesto de los Pacers, Kevin Pritchard, también informó en una conferencia de prensa que el equipo está "súper seguro" de que LeVert podrá regresar a la competición. Además, explicó que la franquicia se sintió cómoda con la decisión de seguir adelante con el intercambio después de recibir la inforación de su personal médico, a pesar de que no había todavía unos plazos establecidos para el regreso de LeVert, que en lo que va de temporada ha logrado promedios de 18,5 puntos y seis asistencias en 27,8 minutos por partido con los Nets.