MOVISTAR ESTUDIANTES

La Comunidad de Madrid reconstruirá La Nevera del Estu

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha anunciado la demolición del pabellón de cantera del Estudiantes para su reconstrucción.

La Nevera, Ramiro de Maeztu
Twitter: @MovistarEstu MOVISTAR ESTUDIANTES

La Comunidad de Madrid se encargará de la reconstrucción de uno de los pabellones más insignes del baloncesto de la capital de España. La mítica Nevera del Club Estudiantes ha sufrido graves desperfectos por culpa del temporal de nieve que ha azotado la parte central del país en este comienzo de año, Filomena, y la respuesta de la entidad autonómica ya ha sido comunicada.

La presidenta Isabel Díaz Ayuso ha anunciado a través de su cuenta de Twitter la medida: "El histórico pabellón La Nevera del I.E.S. Ramiro de Maeztu ha sufrido el desplome de su cubierta por el peso de la nieve acumulada. Vamos a demolerlo de inmediato y lo reconstruiremos para recuperar lo antes posible uno de los iconos del baloncesto madrileño"

El presidente del Estudiantes, Fernando Galindo, ya pidió ayuda a través de una entrevista en AS por la gravedad de la situación. "Es una de las instalaciones más reconocidas en el mundo del baloncesto y nuestra reivindicación va a tener eco. Ya no vale una simple reparación, sino que debe ser en profundidad y en modernización. El problema ha sido serio"

La Nevera, santo y seña del Estudiantes, está situado en la parcela del Ramiro de Maeztu, en el número 127 de la madrileña calle Serrano. Por él han pasado multitud de jugadores de todas las épocas y de todos los clubes. El pabellón principal de la cantera del Estu, el Antonio Magariños, también ha sido renovado recientemente en términos estéticos y de patrocinio. Ahora le tocará a La Nevera. 

RELACIONADO | "La Nevera tenía baloncesto desde las 08:00 hasta las 23:00"

Movistar Estudiantes seguía utilizando, al tener el uso y disfrute, esta cancha para su cantera, una de las más prolíficas del baloncesto de toda Europa. Su nombre se deriva de las bajas temperaturas que se tenían que soportar en el interior, similares a las de un frigorífico convencional. 

El club, que sigue en una situación económica poco boyante que arrastra desde hace más de una década, tenía en marcha conversaciones con las entidades públicas, en ese caso con el Ayuntamiento de Madrid, para poner en marcha un complejo en la parte noreste de la ciudad. Su historia, sin embargo, siempre estará ligada al Ramiro y a instalaciones como La Nevera.