NBA | BUCKS 118 - JAZZ 131

Los Jazz funden a los Bucks y a Antetokounmpo a ritmo de récord

Noche iluminada en el tiro exterior de los Jazz, el primer equipo en el que cinco jugadores anotan al menos cuatro triples en el mismo partido. Mitchell, el mejor (32+5+7).

Los Jazz funden a los Bucks y a Antetokounmpo a ritmo de récord
Nick Monroe USA TODAY Sports

Es una temporada en la que todos ganan y todos pierden. El mismo equipo envía mensajes para el optimismo una noche y razones para torcer el gesto la siguiente. El calendario es extraño, la pretemporada fue corta, la pandemia marca el ritmo de competición. Todos ganan y todos pierden. Y Milwaukee Bucks y Utah Jazz comparten balance (5-4) después de nueve partidos por cabeza y de una paliza de los de Salt Lake City (118-131) en su visita a Wisconsin. Paliza a ritmo de récord: el tope de triples de la franquicia (25) y la primera vez en la historia de la NBA en la que un equipo tiene a cinco jugadores con al menos cuatro tiros de tres anotados.

Bogdanovic (4/10), O’Neale (6/8), Conley (5/10), Mitchell (4/9) y Clarkson (5/12) tirotearon a los Bucks para un 25/53 total. Doce triples más que su rival (13/42), 36 puntos más desde la distancia larga para hundir al equipo de Mike Budenholzer, que vive muchas veces de esas mismas matemáticas. De eso y, claro, de Giannis Antetokounmpo, que llevaba 25 puntos al descanso pero que tenía a su equipo a remolque por los Jazz estaban en un 14/27 ya en triples.

Giannis acabó con 35 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias y siguió en el partido después de una caída fea. El griego, de hecho, anotó con un mate los primeros puntos de su equipo en el último cuarto. Habían pasado más de cinco minutos y los Jazz habían sumado 12 puntos sin respuesta para poner la victoria ya a buen recaudo (96-116). Entre desconexiones defensivas y aciertos de su rival, en una noche iluminada en todo caso, a los Bucks no les valió nada, ni el impulso de Giannis primero ni, después, la aparición de Jrue Holiday y sobre todo Middleton (31+10+4 total) en el tercer cuarto.

Los Jazz ganaron con una actuación muy coral, la verdadera esencia de su fuerza más allá del liderazgo de Donovan Mitchell (32 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias). O’Neale (18+8+6) y Bogdanovic (20 puntos) anotaron por fuera con Clarkson (26) aportando desde el banquillo más del doble que todos los suplentes de los Bucks (12). Otra razón obvia de un triunfo finalmente muy claro de los Jazz. Uno de prestigio.