NBA | BLAZERS 135 - TIMBERWOLVES 117

Otro batacazo de los Wolves sin Towns: seis derrotas seguidas

Los Timberwolves han pasado de un esperanzador 2-0 a un 2-6 que les deja en la parte baja del Oeste. La lesión de Karl-Anthony Towns se nota mucho.

Ricky Rubio y Gary Trent
Steph Chambers AFP

Todo parecían buenas sensaciones en los Wolves al comenzar esta temporada, pero ya se sabe que no hay que reaccionar de manera impulsiva a las primeras señales. Su caso es un buen ejemplo. La primera piedra que se han encontrado en el camino ha borrado de sus caras la sonrisa y han empezado a sufrir. Del 2-0 con el que abrieron la 2020/21 ahora han pasado al 2-6, sosteniendo una mala racha que ya aumenta a seis derrotas consecutivas. 

En aquel partido en Salt Lake City en el que lograron la segunda victoria se lesionó Karl-Anthony Towns. Ha estado todo este tiempo de baja, ya que tiene dislocada la muñeca izquierda. Es el jugador-franquicia, no hay duda de ello, pero les ha afectado en exceso su ausencia y se ha puesto de manifiesto los problemas de plantilla que hay para sustituirle y para sacar adelante citas sin él presente.

Los Blazers aprovecharon todo lo que acontece en los Timberwolves para sacar adelante su partido ante ellos (135-117) y equilibrar su balance clasificatorio, tanto el total como sólo el de casa. Con ello empatan con los Jazz en la primera posición de la división que todos comparten, la Noroeste. 

El encuentro fue aniquilado en el segundo cuarto. Empezaron bien los visitantes, sosteniendo a unos Trail Blazers que claramente querían hacer valer su superioridad cerca de la canasta y así lo supieron hacer durante los 48 minutos. Ganaban por un punto los Wolves al abrirse ese segundo acto: al descanso llegaron perdiendo por 19 tras encajar 47 puntos en esa manga. Tremendo percal. 

El orificio que deja Towns es un filón para los demás equipos. Stotts, uno de los entrenadores más inteligentes, lo supo ver. También cuenta que tenga a dos pívots que saben hacer mucho daño atacando en la pintura. En la primera parte Nurkic llevaba 7/8 y Kanter estaba en 3/3, y el partido lo acabaron con un 86% de acierto en esos tiros de campo, mientras que Ed Davis y Naz Reid, sus rivales en esas posiciones, sumaban la friolera de 0 puntos. No hubo marcha atrás y los Timberwolves fueron perdiendo más y más oportunidades con el paso de los minutos, lo que llevó a minutos de la basura en los que hombres como Reid pudieron salvar la papeleta.

Juancho Hernangómez actuó como titular y pudo anotar 12 puntos en 22 minutos de exposición. La peor parte se la llevó el otro español, Ricky Rubio, que es uno de los que no está dando el paso adelante sin Towns: se quedó en 0 puntos tras intentar cuatro tiros, aunque sumó 10 asistencias, 5 rebotes y 5 robos. El base, al contrario que el alero, va hacia abajo y no se ve compenetración con D'Angelo Russell (26), con el que debería formar una de las parejas de directores más fiables de la competición. La pareja de exteriores de los Blazers, Lillard y McCollum, les castigaron, sobre todo el primero, que acabó con siete triples anotados para 39 puntos.