NBA | NETS 96 - HAWKS 114

Lección de los Hawks de Trae Young a Durant y Kyrie Irving

Excepcional despliegue de unos Hawks que están 4-1 y van a ser muy competitivos en el Este. Los Nets, con un Kyrie Irving muy desacertado, suman tres derrotas en cuatro partidos.

Lección de los Hawks de Trae Young a Durant y Kyrie Irving
Sarah Stier AFP

Se esperaba mucho de los Hawks… y los Hawks están respondiendo. Un equipo con muchos recursos en ataque, muy reforzado y profundo y que en Brooklyn demostró, algo esencial con tantos jugadores jóvenes, que también aprende muy rápido. Dos días después de dejar escapar vivos a los Nets (145-141) en un desastroso partido defensivo, enseñaron una cara totalmente distinta en el mismo escenario: 96-114. Y están 4-1, en la cima de un Este en el que van a ser muy competitivos. Los Nets, que anotaron 49 puntos menos que dos días antes, quedan en 3-3, disipada parte de la euforia de su arranque de temporada.

Para el equipo de Lloyd Pierce la clave no es ganar en brillantes días ofensivos, que los tendrá, sino demostrar aptitud en defensa y ejecución en el juego colectivo. Así se impusieron, con aplomo y mucho nivel en los dos lados de la pista, a los efervescentes Nets, un equipo muy bueno en lo bueno y malo en lo malo, que nota la ausencia de Spencer Dinwiddie y que está por hacer en defensa. En ataque Kevin Durant salvó el tipo (28 puntos, 8 rebotes) pero Kyrie Irving hizo aguas (18 puntos, 6/21 en tiros) ante unos Hawks que aprovecharon las lecciones aprendidas solo 48 horas antes: menos puntos concedidos en la zona y un excelente trabajo sobre Durant (en la medida de lo posible) y sobre todo Kyrie que comenzó con dos jóvenes de tremenda capacidad atrás: D’Andre Hunter y Cam Reddish. Hunter sumó además 23 puntos con un 9/10 en tiros. Otro gran día en lo que está siendo un excelente comienzo de temporada.

Con muchas armas a su alrededor, Trae Young (21 puntos, 7 asistencias) domina el juego desde unas acciones de pick and roll que acaban encontrando casi siempre tiradores liberados, un gran movimiento de balón que separa a este equipo del de la temporada pasada, más dependiente de su gran estrella. John Collins sumó 20 puntos y 8 rebotes y los Hawks enseñaron una excelente cara con, además, un buen lote de bajas: no están jugadores importantes en ataque como Gallinari, un general como Rondo, defensores como Dunn y Snell y el número 6 del último draft, Onyeka Okongwu.

Así que cuidado con los Hawks, que van muy en serio. Los Nets, por su parte, enlazan tres derrotas en cuatro partidos (3-3 ahora), cuestionada su teórica profundidad y buscando un ajuste en la rotación tras la lesión de Dinwiddie. Con Durant, el techo siempre será ilimitado, pero a Steve Nash le queda mucho trabajo por delante para que su equipo sea regular y colectivo y no depende de exhibiciones de sus dos mega estrellas.