UTAH JAZZ

Rudy Gobert se convierte en el pívot mejor pagado de la historia

El francés va a firmar la renovación con los Jazz por cinco años y 205 millones de dólares. Podía haber llegado a 228, pero ha renunciado a ganar más.

Rudy Gobert se convierte en el pívot mejor pagado de la historia
Harry How AFP

Rudy Gobert, pívot francés de los Utah Jazz, va a hacer historia en la NBA. Se va a convertir en el jugador mejor pagado de siempre en su posición en cuanto firme el acuerdo al que ha llegado con su franquicia para renovar el contrato que se acababa en verano de 2021. Gobert seguirá en Salt Lake City cinco años más por un total de 205 millones de dólares. "Significa que creen en mí, en el proyecto que llevamos construyendo durante años, en el entrenador y en los compañeros. Es increíblemente motivante para mí ver que todos compartimos el mismo objetivo para esta franquicia", resumía el propio jugador al hacerse oficial la noticia.

Lo cierto es que Gobert podría haber optado a un contrato aún mayor, el conocido como supermáximo, ya que ha ganado dos veces el premio a mejor defensor y le han incluido en los mejores quintetos en tres temporadas durante los últimos años. En concreto, la cantidad habría ascendido hasta los 228 millones, exactamente la misma que firmó hace unos días Giannis Antetokounmpo con los Milwaukee Bucks. Sin embargo, el francés ha decidido no optar a ese supermáximo por una razón: darle a la franquicia la flexibilidad económica suficiente para seguir construyendo el equipo alrededor de Donovan Mitchell y él y no tener que llegar a un punto en el que desde los despachos tuvieron que elegir entre uno de los dos por no tener suficiente dinero. Mitchell comenzará su extensión del contrato rookie a partir de la 2021-22, pasando de cobrar los 5 millones actuales a los más de 28, cifra que seguirá aumentando en cada una de las siguientes tres temporadas.

"Cuando hablé con mi agente antes de que comenzaran las negociaciones, decidí que no quería pedir el supermáximo. No queríamos comenzar las negociaciones preguntando por el supermáximo. Para mí era importante mostrarle a la organización y demostrarle al equipo que no se trataba de dinero. Se trataba de seguir construyendo lo que hemos estado construyendo y también de darle a este equipo y a mí mismo la estabilidad y la tranquilidad para no tener que lidiar con las negociaciones más tarde. Quiero ganar, y tengo ganas de dejar ese dinero sobre la mesa para el equipo, para poder tener mejores talentos a mi alrededor. Y claro, pensar en Donovan Mitchell fue realmente importante para tomar esta decisión".

Parece que los roces entre ambas estrellas han quedado lejos. Hay que recordar que el francés fue el primer jugador de la NBA en dar positivo por coronavirus y algunos de sus compañeros, entre ellos Mitchell, también se contagiarían justo después. La actitud del francés en el vestuario tras conocer su positivo, haciendo broma de ello y acercándose más de la cuenta a otros jugadores hizo que la relación entre ambos quedara muy tocada. Incluso se llegó a hablar de la necesidad de que uno de los dos tuviese que marcharse de Utah, ya que Mitchell no se veía capacitado para compartir vestuario con Gobert. Pero el paso del tiempo fue templando la disputa y este gesto de Gobert reafirma que entre ellos y con el resto de la franquicia vuelve a haber buena sintonía y que el objetivo vuelve a ser competir juntos.

El de Gobert es el tercer contrato más elevado de la historia en la cantidad total a pagar, por detrás de los 228 de Antetokounmpo y los 206,8 que firmó Russell Westbrook con los Oklahoma City Thunder en 2017.