NBA

Protocolo COVID en la NBA: qué pasa en caso de positivo, tests, cuarentenas, partidos aplazados...

Éste es el protocolo de protección contra el coronavirus que ha diseñado la NBA para el desarrollo, sin burbuja, de la temporada 2020/21.

0
NBA, coronavirus
Ringo Chiu REUTERS

La NBA envió antes de la pretemporada una guía de protocolo de salud y seguridad de 134 páginas a todos los equipos mientras la pandemia de COVID-19 continúa arrasando en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos.

Tras decidir la NBA que no repetirá la experiencia de la burbuja de Florida, los equipos tendrán que comenzar a viajar a través de todo el país, lo que ha forzado a la Liga a establecer nuevos protocolos de seguridad con la esperanza de limitar al máximo la propagación del COVID-19.

Bajo los nuevos protocolos, si un jugador da positivo por COVID-19 hay dos formas de obtener la autorización para regresar. Las de estar en cuarentena al menos 10 días transcurridos desde la prueba inicial positiva o el comienzo de los síntomas o bien someterse a dos pruebas de PCR negativas 24 horas de diferencia. Después que un jugador está autorizado para volver a la competición debe pasar dos días trabajando solo sin nadie más presente. El jugador tampoco puede usar el vestuario ni cambiarse de ropa y debe usar una mascarilla y hacerse un examen cardíaco. Los jugadores que dan positivo en la prueba de COVID-19 no pueden hacer ejercicio durante al menos 10 días y luego deberán someterse a un control durante los entrenamientos individuales durante dos días. Por lo tanto, incluso un jugador asintomático que dé positivo se perdería 12 días de competición.

Sin embargo, en la nueva guía no se dan a conocer criterios para cuántas pruebas positivas u otra métrica que requiera la cancelación de un partido como ha sucedido con otras ligas como la NFL o la MLB.

También se establece en la nueva guía de protocolos que en los entrenamientos que comienzan el martes los trabajos individuales estarán limitados a cuatro jugadores y cuatro miembros del personal del equipo a la vez. Todos los participantes deben registrar tres pruebas de PCR negativas. Cualquiera que participe en el campo de entrenamiento debe estar en cuarentena desde al menos el 27 de noviembre hasta el 2 de diciembre y las pruebas ya comenzaron este mismo sábado.

La NBA ha creado una línea de teléfono para reportar violaciones de seguridad y protocolo, que ya quedó establecida en la burbuja de Florida y que ya fue criticada.

Los protocolos reiteran la importancia de mantener la llamada distancia social, el uso de las máscaras faciales en todo momento fuera de comer y beber, practicar o jugar en el campo, mientras se esté encerrado en una oficina sin nadie más a su alrededor... Además se requerirán pruebas diarias. Finalmente, se muestra como requisito la formación virtual y las sesiones de sensibilización.

Cada equipo de la NBA, la próxima temporada, tendrá un especialista en enfermedades infecciosas, un especialista en control de infecciones, un coordinador de pruebas rápidas, un oficial de pruebas, un gerente de pruebas y un oficial de rastreo de contactos, dos marcadores de contactos y un oficial de cumplimiento del protocolo de la franquicia. Además, los equipos también tendrán dos encargados de la aplicación de mascarillas, un enlace de jugadores, un especialista de higiene de las instalaciones, un gerente de salud e higiene del campo, un profesional de educación y concienciación sobre la salud y otro de seguridad en los viajes.

La nueva guía de la NBA también establece que los equipos podrán pagar la vivienda de los jugadores para aislar a los que den positivo, tal y como ya tiene establecido el PGA Tour de golf. Normalmente los equipos tienen prohibido pagar la vivienda, ya que esto se considera una forma de eludir el tope salarial.

La expedición de cada equipo en sus desplazamientos a otras ciudades cuando les toque viajar estará limitada a 45 personas (17 jugadores).