NBA | HEAT 93 - LAKERS 106 (2-4)

"Kobe y Gianna nos han guiado, todavía puedo escuchar su voz"

"Era como un hermano mayor para todos", asegura Anthony Davis. Rob Pelinka lloró al recordar a Kobe: "Cuando llegué, me dijo que cambiaría esta franquicia en tres años".

Los Lakers son los nuevos campeones de la NBA. Su primer título en una década, el primero después de seis años fuera de playoffs en la peor crisis de la historia de la franquicia. Los Lakers son los campeones de una temporada durísima, y larguísima, para la NBA y especialmente para ellos, un equipo que estaba en China cuando estalló la crisis con ese país por el tuit de Daryl Morey, el pasado octubre. Y que en enero tuvo que lidiar con la muerte de Kobe Bryant. Y después, como el resto de franquicias, con la pandemia que paró la competición durante más de cuatro meses.

Los Lakers recuperaron para estos playoffs las camisetas de la Black Mamba, el homenaje a Kobe Bryant que se usó como equipación City Edition en la temporada 2017-18. Con ella ganaron sus cuatro primeros partidos de playoffs (siempre el segundo, en recuerdo al número 2 con el que jugaba la también fallecida Gianna, la hija de Kobe). Pero no pudieron cerrar el título en el quinto con esa camiseta negra que tenían reservada también para el séptimo. Finalmente, ganaron el anillo en el sexto partido y de blanco, pero Kobe Bryant estuvo muy presente en cuanto terminó la Final y comenzó la celebración. Anthony Davis fue el primero en dejarlo claro: “Desde aquella tragedia, lo único que queríamos era ganar para él. No le hemos decepcionado. Nos habría encantando ganar con su equipación, pero esa derrota nos hizo salir al sexto partido más agresivos, con más fuerza en los dos lados de la cancha para asegurarnos de que la Final se acababa aquí. Sé que nos está mirando desde arriba con orgullo. Sé que Vanessa está orgullosa de nosotros, de esta franquicia. Significa mucho para todos. Es duro. Era como un hermano mayor para todos”.

Rob Pelinka, el vicepresidente y general manager que ha sido el gran arquitecto de este proyecto campeón, fue agente y amigo íntimo de Kobe Bryant. Pelinka no pudo contener las lágrimas al recordar a Kobe después del partido: “Parece que tenías razón, tío. Tú me has dado la energía para hacer esto”, dijo mientras recordaba que Kobe le aseguró que le daría la vuelta a la situación de los Lakers “en dos o tres años” cuando llegó a la franquicia, en 2017: “Todavía le oigo muchas veces en mi cabeza. Me dice que sigue firme, que acabe lo que he iniciado. No hay muchos regalos mayores que haber tenido un amigo que me enseñó lo que era la grandeza, lo que era el sacrificio. Que cambió mi vida. Kobe y Gianna han guiado a este equipo durante todo el recorrido”.