NBA

Protestas a las afueras de la burbuja para que la NBA haga otra reivindicación racial

Un grupo de personas bloqueó el paso a los periodistas que cubren la NBA en Disney World para llamar la atención sobre otro caso, el de Salaythis Melvin.

NBA, Black Lives Matter
Twitter: @Sam_Amick

La NBA se ha sobresaltado con un nuevo caso de violencia policial. Y bien cerca de donde tienen la sede de los Playoffs 2020, el complejo de la Walt Disney Company en Florida. Han sido los propios ciudadanos los que han ido a reclamar algo de exposición pública para el tiroteo de Salaythis Melvin, un ciudadano negro de 22 años al que disparó por la espalda un policía el pasado mes.

Para ello un pequeño grupo de personas se plantó en las instalaciones del parque de Disney World, en una zona a la que el público puede tener acceso, y se colocó en la calzada para impedir el paso de los autobuses de los periodistas esperando que éstos sean los que les den voz y el mensaje llegue a los jugadores de la NBA, lo cual amplificaría la denuncia. Con el cántico del Black Lives Matter y mensajes directos de petición de apoyo para LeBron James o Russell Westbrook, entre otros, los protestantes impidieron el paso a los reporteros que iban a cubrir el partido de la noche del sábado 12 ente los Lakers y los Rockets.

El caso es tan cercano que es lo que ha movilizado a estas personas a personarse en Disney World para presionar. El complejo no está situado en la localidad de Orlando sino en una llamada Lake Buena Vista, en la periferia de la ciudad principal que forma parte de Orange County (el condado de Orange). El lugar en el que Melvin fue tiroteado está situado a unos 25 kilómetros del epicentro de la burbuja de la NBA. 

Los allí congregados no podían llegar a la zona restringida, la burbuja como tal, que sí está protegida por seguridad privada y de las instituciones públicas. Es por ello que eligieron un lugar de paso y accesible para realizar la acción reivindicativa. 

RELACIONADO | NBA, racismo y élite

El de Salaythis Melvin es uno de los últimos casos registrados que llegan a oídos de la NBA, que primero forzaron una campaña para poner visibilidad sobre la desigualdad racial con el caso de George Floyd y luego incluso llevaron a cabo una huelga de tres días para promover el voto entre la población negra a raíz del caso de Jacob Blake.