NBA | PREMIOS

Doncic lucha por el MVP de Walt Disney con Lillard y Booker

La NBA otorgará este sábado, antes del primer partido del 'play in', los premios de la burbuja: mejor jugador y primer y segundo mejor equipo.

Luka Doncic anota tras superar a Carmelo Anthony en el Dallas Mavericks-Portland Trail Blazers.
Kim Klement USA TODAY Sports

La NBA comunicará este sábado los premios de la burbuja antes del primer partido del play in de la Conferencia Oeste. Serán tres galardones, mejor jugador y mejor primer y segundo equipo, elegidos por los periodistas presentes en Orlando y que solo tendrán en cuenta los encuentros disputados en este reinicio de la temporada (del 30 de julio al 14 de agosto) en el complejo de Walt Disney.

Esta es una gran oportunidad para Luka Doncic de conquistar el MVP de Florida, su segundo gran título individual después del mejor rookie del curso en 2019. El base esloveno se ha quedado fuera de la lucha por el MVP de la temporada regular a pesar de su rendimiento superlativo, que ha continuado en el reino mágico de Mickey Mouse. Promedia casi un triple-doble en los siete encuentros que ha disputado: 30 puntos, 10,1 rebotes y 9,7 asistencias. Solo Nikola Jokic (Denver Nuggets) y él han cerrado algún duelo con un triple-doble: el canterano del Madrid en tres; el pívot serbio en uno.

Doncic ha tenido actuaciones brillantes. Casi épicas. Frente a Sacramento Kings alcanzó los 34 puntos, 20 rebotes (tope en su carrera) y 12 asistencias y contra los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo, 36 tantos, 14 capturas y 19 pases de canasta, su máximo en la NBA. Desde que reinició el curso, no ha bajado de los 25 puntos.

Lillard, Harden y Booker, rivales

Sin embargo, la lucha por el mejor jugador de la burbuja no es tan fácil. Damian Lillard, James Harden y Devin Booker también entran en las quinielas. El base de Portland Trail Blazers está teniendo una recta final heroica, como máximo anotador de la burbuja (37,6 puntos de media), para que la franquicia de Oregón luche por estar en los playoffs. Sus 51 puntos contra los Sixers y ¡61! frente a Dallas Mavericks son testigo de ese esfuerzo. Una pujanza que ha clasificacado a su equipo para el play in.

Harden, por su parte, ha seguido la línea continuista de Doncic. Si en los primeros 61 partidos de la Liga, antes del parón de marzo, el base promedió 34,4 tantos; en la vuelta a la actividad, está en 35,3. Ha pasado del ser el máximo anotador en la regular season, a ser segundo en los duelos que se han jugado en Orlando.

En cuanto a Booker, qué decir. No solo él ha estado fantástico (30,5 puntos de media), sino que Phoenix Suns ha sido la revelación en Walt Disney: ha pasado del segundo peor balance entre los 22 equipos instalados en la burbuja (el peor en el Oeste) a quedarse a centímetros de disputar el play in tras enlazar ocho victorias en ocho partidos. La franquicia de Arizona es la única invicta. El papel del escolta como líder de un equipo joven que, por fin, ha explotado a la ordenes de Monty Williams es la mejor noticia para una organización tocada desde hace muchos, muchos años.