USA Team

El Dream Team II, la selección olvidada

En 1994, en Canadá y dos años después del esplendor en Barcelona del Dream Team, la selección de Estados Unidos conquistó el Mundial de baloncesto.

  • Joe Dumars

    Joe Dumars

    Joe Dumars (Luisiana, 1963) fue uno de los mejores escoltas de su época. En él se unían una gran capacidad anotadora (16,1 puntos de media en su carrera) y unas excelentes habilidades defensivas (cuatro veces en el quinteto defensivo de la Liga). Junto a Isaih Thomas formó el ‘backcourt’ de los ‘Bad Boys’ de Detroit que conquistó los campeonatos de 1989 y 1990 de la NBA. En la franquicia de Míchigan pasó las 14 temporadas de su carrera: desde 1985 (18 del draft) hasta 1999. De trato educado y callado, Dumars fue elevado al Hall of Fame de la Liga norteamericana en 2006. Solo ganó una medalla con la selección de Estados Unidos: este oro del Mundial de Toronto de 1994.

    FOTO: Focus On Sport (Getty Images)

    1 / 13

  • Mark Price

    Mark Price

    El mítico Red Auerbach consideró a Mark Price (Oklahoma, 1964) uno de los 10 mejores bases en la historia de la NBA. El ‘uno’, cuatro veces all star, fue el líder de los prometedores Cleveland Cavaliers de finales de los ochenta y principio de noventa gracias a su rapidez, habilidad con el balón y su facilidad para el bloqueo y la continuación. Su inteligencia en el robo también le alzaron entre los más grandes bases de la época. Era infalible desde el tiro libre (90% en su carrera) y un triplista excepcional: dos veces campeón del concurso de tres del All Star Weekend. Los Cavs retiraron su número 25. Con Estados Unidos se colgó dos medallas de oro: los Panamericanos de 1983 y el oro en Canadá con el Dream Team II.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    2 / 13

  • Derrick Coleman

    Derrick Coleman

    Derrick Coleman (Alabama, 1967) tuvo la opción de ser el mejor ala-pívot de siempre en la NBA, pero las lesiones y sus problemas tanto con el alcohol como con la ley truncaron su destino. Coleman llegó a la Liga como uno del draft en 1990 a New Jersey Nets y fue coronado mejor rookie de la temporada en su estreno. Sus medias en la Gran Manzana (19,9 puntos y 9,3 rebotes) le colocaron en el debate de quién era el mejor ‘cuatro’ de la Liga, en pugna directa con Karl Malone y Charle Barkley. Luego llegaría el tormento de las lesiones: pasó de disputar 69,6 partidos por temporadas en sus cinco años con los Nets (348 en total) a tan solo 43,4 en las siguientes diez en Sixers (283 en 6), Hornets (145 en 3) y Nuggets (5 en 1, la última). Desde 1994 a 2002 fue arrestado en siete ocasiones por la policía. Su único oro con Estados Unidos fue el de Canadá de 1994.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    3 / 13

  • Shawn Kemp

    Shawn Kemp

    Shawn Kemp (Indiana, 1969) es uno de los grandes matadores en la historia de la NBA. Gran promesa universitaria, los Seattle SuperSonics le draftearon en primera ronda (17) y él no defraudó: tras una primera temporada de aclimatación dio saltos de gigante en las siguientes dentro de un equipo que alcanzaría las Finales de la NBA en 1996. Los Chicago Bulls de Michael Jordan le privarían del anillo. El ala-pívot, seis veces All Star, tuvo demasiados sobresaltos en una carrera que le llevaría a Cleveland, Portland y Orlando: con solo 28 años ya era padre de siete hijos con seis mujeres diferentes y tuvo problemas de peso (en los Cavaliers alcanzó los 147 kilos) y con el alcohol y las drogas. Ya retirado, fue arrestado y declarado culpable en 2005 por posesión de dos kilos de cocaína y 60 gramos de marihuana. Solo se colgó el oro de Canadá con Estados Unidos.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    4 / 13

  • Steve Smith

    Steve Smith

    Steve Smith (Míchigan, 1969) pasó por 6 franquicias diferentes en sus 14 temporadas en la NBA. Ídolo en la universidad de su estado natal, el escolta llegó a la NBA a lo grande, como número 5 del draft, elegido por los Miami Heat. Era un buen anotador: 14,3 en su carrera; 18,6 en Atlanta Hawks. En la franquicia de Georgia desplegó su mejor juego y disputó su único Partido de las Estrellas. En San Antonio se enfundó el anillo de 2003 y con Estados Unidos se colgó tres medallas de oro: Mundial de Canadá de 1994, Campeonato FIBA América de 1999 y Juegos Olímpicos de Sídney de 2000.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    5 / 13

  • Dan Majerle

    Dan Majerle

    Dan Majerle (Míchigan, 1965) es recordado por su excelente mecánica de tiro y por sus habilidades defensiva. El escolta llegó a la NBA en 1988 a los Phoenix Suns. En Arizona disputó tres All Star y unas Finales, las de 1993 junto a Charley Barkley y ante los Chicago Bulls de Michael Jordan. Su figura aparece en el documental The Last Dance: Jerry Krause pensó en traspasar a Scottie Pippen por él (y varias piezas más) por sus capacidades defensivas. La supuesta operación colocó a Majerle en el punto de mira de Jordan. Tras la franquicia de Arizona, llegarían Cleveland y Miami, donde cerraría una gran carrera cuya guinda fue el oro del Mundial de Canadá.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    6 / 13

  • Reggie Miller

    Reggie Miller

    Reggie Miller (California, 1965) es uno de los mejores jugadores de siempre en la NBA, un tirador excelso que reinó en Indiana durante 18 años: de 1987 (11 del draft) hasta 2005. Flaco, larguiducho y con un grado de competitividad superlativo, el escolta sumó 2.560 triples en su carrera. Solo Ray Allen le supera en el ránking histórico a la espera de que huracán Stephen Curry solicite la corona de mejor triplista de siempre. Fue cinco veces All Star y es miembro de pleno derecho del Hall of Fame. Sin embargo, nunca pudo poner la guinda a su carrera con un anillo: los Bulls de Jordan fueron su primer muro, luego llegarían los Knicks de Patrick Ewing. Su rivalidad (y la de Indiana entera) con Nueva York es legendaria. Por último, los Bad Boy de Detroit. La única vez que llegó a las Finales, los Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal le evitaron cumplir su destino. Mucho esfuerzo sin éxito que no desdibujan la brillante carrera de un doble oro con Estados Unidos: Mundial de Canadá y Juegos de Atlanta dos años después.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    7 / 13

  • Kevin Johnson

    Kevin Johnson

    Kevin Johnson (California, 1966) fue el ejemplo claro de progreso y explosión en la NBA. En tan solo un año, el base pasó de unos simples 9,3 puntos de media como rookie a 20 como sophomore y 22 en las siguientes dos temporadas. Cifras que le convirtieron en unos de los mejores ‘unos’ de toda la Liga norteamericana y que permitieron a los Suns alcanzar las Finales de 1993. El desenlace no fue muy feliz: los Chicago Bulls de Michael Jordan acabaron con ellos en seis partidos (4-2). Las lesiones perjudicaron la recta final de su carrera. Una vez concluido su periplo en la NBA, Johnson se metió en política y fue el primer alcalde afroamericano de Sacramento, su ciudad natal. Completó dos legislaturas y fue clave para la construcción del Gold 1 Center, pabellón de los Kings. El oro de Canadá es su única medalla con Estados Unidos.

    FOTO: Focus On Sport (Getty Images)

    8 / 13

  • Dominique Wilkins Londres Atlanta Hawks

    Dominique Wilkins

    Dominique Wilkins (Francia, 1960) es, quizás, uno de los jugadores más infravalorados en la historia de la NBA. El alero ganó la Euroliga con el Panathinaikos en 1996 (y fue MVP de la Final Four) pero en la NBA solo ganó concursos de mates (algunos de los mejores de siempre). Como no llegó a ninguna final de Conferencia con unos excelentes Hawks (en el 88 cayó en siete partidos con los Celtics, en segunda ronda) algunos lo han encasillado como un simple jugador espectacular. Lo era, con una plasticidad única en sus tiempos (de ahí su apodo: ‘Human Highlight Reel’, la secuencia de highlights humana), pero también era mucho más que eso: 25 puntos de media en su carrera, con 10 años seguidos sin bajar de ese promedio. Una cosa muy seria. En su cuello solo cuelga el oro del Mundial de 1994.

    FOTO: NBA Photos

    9 / 13

  • Shaquille O’Neal

    Shaquille O’Neal

    Shaquille O’Neal (Nueva Jersey, 1972) es uno de los jugadores más dominantes de la historia. El pívot no alargó su pico de rendimiento, pero pocos han sido tan demoledores como él durante esos años de esplendor: cuatro veces campeón, una vez MVP, tres veces MVP de las Finales, 15 veces all star, ocho en el Mejor Quinteto. En su mejor temporada se disparó hasta los 29,7 puntos, 13,6 rebotes y 3 tapones. Casi nada. Enorme, poderoso y muy rápido de pies para su volumen, no había forma de detenerlo durante sus mejores años en los Lakers (tres campeonatos). Después fue campeón en Miami Heat, ya subordinado a Dwyane Wade. Además de un increíble jugador de baloncesto, Shaq era un showman, un animal interpretativo con varios discos de rap a sus espaldas y 16 apariciones en el cine. Tiene dos oros con Estados Unidos: en el Mundial de Canadá y en los Juegos de Atlanta dos años después.

    FOTO: Wally McNamee (Corbis via Getty Images)

    10 / 13

  • Alonzo Mourning

    Alonzo Mourning

    Alonzo Mourning (Virginia, 1970) era un excelente pívot/ala-pívot que pasó 15 temporada en la NBA entre Charlotte, Miami (la parte central y más importante de su carrera) y New Jersey. ‘Zo’ conquistó un anillo con los Heat en 2006, cuatro años después de recibir un trasplante de riñón. La enfermedad no le impidió seguir dominando aros y completar una trayectoria en la que acumularía 7 presencias en el All Star y siendo elegido en dos ocasiones como 'Defensor del Año' (98-99 y 99-00). En esas dos temporadas también fue el líder en tapones, con 3,9 y 3,7. En 2007 sufrió una dura lesión de rodilla y en 2009, tras un largo tiempo como agente libre, decidió colgar las zapatillas. Un oro mundial (Canadá 1994) y otro olímpico (Atlanta 1996), y un bronce (Argentina 1990) completan su palmarés con la selección de Estados Unidos.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    11 / 13

  • Larry Johnson

    Larry Johnson

    Larry Johnson (Texas, 1969) es el jugador entre jugadores en la corta historia de Charlotte Hornets. Seleccionado con el número uno del draft de 1991, Grandmama ya revolucionó el equipo en su primera temporada con el galardón de rookie de año y 19,2 puntos de media por partido. Y no ahí quedó la cosa. En 1993 fue el primero jugador de la franquicia en ser titular en un All Star Game y junto a Alonzo Mourning, Muggsy Bogues y Dell Curry, se vivieron los mejores años de baloncesto en Carolina del Norte al alcanzarse las primeras semifinales de la franquicia. Sus problemas de espalda y sus encontronazos con Mourning provocaron su salida a Nueva York en 1996. Su papel no solo se circunscribió a las canchas de baloncesto, ya que tuvo presencia en la gran pantalla en películas como Eddie y Space Jam y en la pequeña (Cosas de Casa). La medalla de oro en el Mundial de 1994 es su único galardón con Estados Unidos.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    12 / 13

  • Doug Pensinger

    Don Nelson (entrenador)

    Don Nelson (Míchigan, 1940) es uno de los grandes genios del baloncesto. Todos los equipos de la NBA le deben algo a él y a su Nellie Ball, un baloncesto que ya probaba cuando nadie más lo hacía con quintetos sin posiciones fijas, ‘small ball’ radical, ritmo vertiginoso, interiores ejerciendo de bases desde el poste, pívots tiradores… Nelson es, además, el entrenador con más victorias de la historia con 1.335 entre 1977 y 2010 en cuatro franquicias diferentes: Bucks, Warriors (dos etapas), Knicks y Mavericks. Como jugador, paso de los Lakers a los Celtics, con los que ganó cinco anillos entre 1966 y 1976 y quienes le retiraron su número 19. Fue, además, tres veces mejor entrenador del año (1983, 85 y 92) y el ingeniero loco de equipos maravillosos como los Warriors del Run TMC (Tim Hardaway, Mitch Richmond y Chris Mullin) o los del We Believe que (con Baron Davis al frente). Con Estados Unidos ganó el oro del Mundial de Canadá de 1994.

    FOTO: Doug Pensinger (Getty Images)

    13 / 13

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.