NBA | PARTIDOS AMISTOSOS

Ricky vuelve a jugar tras superar el coronavirus

El base español debuta en la derrota ante los Celtics con 19 minutos en cancha. Los Thunder ganan a los Sixers con Andre Robertson como héroe.

Ricky vuelve a jugar tras superar el coronavirus
Gary A. Vasquez USA TODAY Sports

Suns 103 – Celtics 117

Ricky Rubio volvió a jugar cuatro meses después. Lo hizo después de anunciar que había tenido coronavirus y después de llegar sin apenas entrenar en las últimas fechas a Orlando. Por eso se perdió el primer amistoso de los Suns en Disney World, pero ya ayer su entrenador, Monty Williams, anunció que sí estaría en el segundo ante los Celtics. El de El Masnou jugó 19 minutos en los que metió 6 puntos y repartió 4 asistencias. Su equipo cayó ante uno de los peces gordos de la Conferencia Este, unos Boston Celtics que parecen llegar en buena forma. Especialmente Jaylen Brown (21 puntos, 7/13 en tiros), por el que parece no haber pasado el tiempo ni la cuarentena y sigue al mismo nivel que en febrero.

Aún así los Suns estuvieron igualados, en incluso por delante hasta mediado el tercer cuarto. A partir de entonces, con la entrada de las segundas unidades de ambos conjuntos a la pista el encuentro se desequilibró por completo. Uno de los puntos débiles de los Suns, su banquillo, sigue dándoles quebraderos de cabeza. No así los titulares, que rindieron todos a un nivel notable: Booker, Ayton, Saric y Bridges.

Sixers 97 – Thunder 102

En el otro partido de la tarde los Thunder se llevaron la victoria gracias al buen hacer se su segunda unidad en los últimos minutos, que dieron la vuelta a un encuentro que fueron perdiendo desde el principio. El héroe de la noche fue inesperado. Si hace dos días Andre Robertson volvía a saltar a la pista tras casi dos años lesionado, hoy ha ganado el partido con dos triples seguidos en el minuto final de encuentro. El primero para poner a los suyos por delante (97-98) y el segundo para sentenciar (97-101). Fueron los únicos 6 puntos que metió en un partido en el que estuvo 15 minutos en cancha. El más destacado de los Thunder en líneas generales fue Shai Gilgeous-Alexander (16+7+5), aunque estuvo muy fallón en el tiro. Más acertado estuvo Steven Adams (11+9).

Aunque el mejor jugador del encuentro estuvo en el equipo perdedor. Fue Ben Simmons, al que el cambio de posición (ahora juega de ala-pívot) parece haberle sentado bien. El australiano rozó el triple-doble con 14 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias. Esta vez no lanzó ningún triple, pero metió el 50% de los tiros de campo que intentó. En general todos los titulares de los Sixers estuvieron mucho mejor que los de los Thunder, y eso que Joel Embiid no jugó por molestias en la pantorrilla. El +/- del quinteto inicial de los de Philadelphia refleja un +69, mientras que el de los de Oklahoma fue de -68.