NBA

La NBA no quiere sancionar las protestas en el himno nacional

Los jugadores plantean recuperar el símbolo de Kaepernick, arrodillarse durante la interpretación del himno, y la Liga hará la vista gorda.

Colin Kaepernick
Ezra Shaw AFP

La burbuja de Disney World, en la que se disputará la fase decisiva de esta temporada de la NBA, se planteó como el escenario de una gran reivindicación en pro de la justicia social cuando las manifestaciones y repulsas comenzaron a ser mayoritarias en Estados Unidos tras varios asesinatos con tintes racistas (el de George Floyd, el más mediático). Algunos incluso se plantearon no jugar como modo de protesta, pero los que sí lo hagan querrán que el mensaje llegue a todos. Es por ello que el impacto debe ser fuerte para que la concienciación haga efecto y los jugadores están planteando una jugada clave para ello: arrodillarse durante la interpretación del himno nacional, que siempre suele sonar en los prolegómenos de este tipo de espectáculos deportivos que tienen lugar dentro del país. 

La solución llegará a partir del 30 de julio, cuando el himno empiece a sonar y la atención esté puesta en la NBA a nivel global. Sam Amick, de The Athletic, asegura según lo que ha recabado tanto que hay "equipos enteros que van a arrodillarse" como que la NBA no se plantea sanciones para ellos si lo hacen respetuosamente. Brad Turner, de Los Angeles Times, afirma que "una de las primeras acciones que llevarán a cabo será la arrodillarse durante la noche de reapertura" y que ha habido al menos una reunión entre Bucks, Lakers, Clippers, Raptors, Celtics, Nuggets, Jazz y Heat, que comparten hotel en Orlando, para hacerlo efectivo, aunque no se sabe si se extenderá a los primeros partidos de todos los equipos y no sólo a los dos que se jugarán el 30 de julio (Pelicans-Jazz y Lakers-Clippers). 

En Estados Unidos las simbologías como la bandera o el himno son tratados como algo casi sagrado, por lo que el impacto es mayor si se cambia ese discurso. Es lo que intentarán en la NBA en una de las campañas iniciadas en el marco del movimiento Black Lives Matter

En la WNBA, días antes de la reapertura de la NBA, se ha utilizado otra táctica: las jugadoras se marcharon a los vestuarios para escuchar desde allí el himno

Lo que quedará por ver es la respuesta gubernamental. Es algo parecido a lo que hizo Colin Kaepernick, jugador de la NFL, en su día y por lo que recibió no sólo la reprimenda del presidente Donald Trump sino la carta de despido y el veto a su carrera deportiva.