NBA

Runrún en la NBA con un nuevo superequipo: "Es algo inevitable"

El compadreo en la burbuja de la NBA en Florida podría dar lugar, como ya ha ocurrido en el pasado, a que se forjen estas grandes alianzas.

0
Giannis Antetokounmpo y Stephen Curry
Noah Graham GETTY IMAGES

Que Giannis Antetokounmpo es la pieza central del mercado de cara a los próximos años es algo que no se le escapa a nadie. El griego, que va camino de su segundo MVP en la NBA, será agente libre en 2021 como muchas otras grandes estrellas: Kawhi Leonard, LeBron James, Paul George... Es por ello que sobre la Liga sobrevuela la idea, ya desde el año pasado, de que se podría crear un nuevo superequipo que siembre el terror en los rivales. Los Warriors, por la idiosincrasia del momento actual (al haber caído tanto este año, cogerán a un buen joven en el 'draft' y recuperarán a sus estrellas lesionadas), son el candidato número 1. Y para Giannis, de salir de Milwaukee, Golden State podría ser el destino perfecto. Ya se ha especulado sobre ello y sobre lo que podrían hacer los Warriors para convencerle. 

La burbuja de Disney, donde 22 de los 30 equipos regresarán a la acción para terminar la temporada 2019/20 pese a que el coronavirus sigue muy activo en Estados Unidos, es un sitio perfecto para estimular las relaciones entre los jugadores de equipos rivales y que la idea de ese superequipo que anda en la cabeza de muchos vaya prosperando. Se puede equiparar esta situación a otras que se han dado en un pasado cercano: los Heat con LeBron James como líder, forjados en los Juegos de 2008, y los Nets de la actualidad, a los que han llegado Durant, Irving y Jordan tras hacerse amigos en los Juegos de 2016. Lo curioso es que ese favorito de la ecuación, Golden State Warriors, no está entre los 22 equipos del Disney World.

El periodista Vincent Goodwill, de Yahoo, juega con esta posibilidad y sobre ello ha hablado con uno de los entrenadores de la NBA que están presentes en la burbuja, que le sigue la corriente. "El siguiente superequipo va a salir de aquí. Creo que es algo inevitable". Con esta excepcionalidad se elimina otra de las barreras (más mental que real, ya que se ha demostrado como algo artificial que sólo sirve para dar una aparente sensación de rigidez) que suelen levantarse en el mercado: el tampering, que supone que un equipo no pueda -en teoría- con un jugador de otro equipo mientras tiene contrato. "Ando por el hotel, me meto en el ascensor y viene un jugador, se para en una planta y entra otro. Si quisiera conocer a alguien más de cerca, podría. Podemos ir de pesca, jugar al golf... Hay mucho tiempo que rellenar y la Liga no puede frenar todo este tipo de historias".