1234T
VAL 17 25 13 18 73
BAS 12 21 23 19 75

Finalizado

LIGA ENDESA | SEMIFINAL

La ley del más fuerte

El Baskonia pasa a la final tras imponer en la segunda mitad un ritmo muy físico para un Valencia mermado por la lesión de Labeyrie. Loyd tuvo el triple ganador, pero falló.

El Kirolbet Baskonia se enfrentará el próximo martes al Barcelona en la final de la Liga Endesa. El conjunto baskonista llevó el partido a lo físico desde el salto inicial. Y el Valencia aguantó el envite hasta el final aunque acabó claudicando, mermado y extenuado. Aún así, la garra y el oficio del equipo taronja le hizo quedarse a un sólo tiro del triunfo, el que tuvo Loyd, que intentó el ‘The Shot’ de Jordan contra los Jazz pero esta vez el aro escupió la bola, dando el pase a la final al Kirolbet Baskonia.

Sin que suene a excusa, una de las claves del partido fue la lesión de Labeyrie. El francés, el jugador más físico de todos los que tenía a su disposición Ponsarnau, se lesionó en el mismo instante que había puesto la máxima renta (+11) tras encestar un triple. Hasta entonces, el francés, Tobey y Doornekamp se habían bastado para detener las acometidas de Shengelia y compañía, igualando el duelo muscular que planteaba Ivanovic. Ese fue el principio del fin del Valencia.

En ataque, el Baskonia se sustentó en su trío Dragic-Shields-Shengelia, sobresaliendo el esloveno (21 puntos y 25 de valoración) que se echó el equipo a las espaldas en los peores momentos. Pero su punto decisivo fue la defensa. Asfixiaron a los exteriores taronjas con un doble cometido: recuperar y correr (20 pérdidas de Valencia) y que llegaran asfixiados a los minutos definitivos. Y lo consiguieron. San Emeterio y Loyd, en el penúltimo ataque y el americano, en el último, no acertaron con el triple ganador.

No cotizaba que el partido iba a estar en lo físico. Ya desde el salto inicial se vio que el pase a la final iba a estar ahí. A eso es a lo que juega, y muy bien, el Baskonia. Y el Valencia estaba dispuesto a no rehuir el envite. La inclusión de Labeyrie en el quinteto para emparejarse con Shengelia era toda una declaración de intenciones. Otra cosa es que de inicio le saliera mejor o peor. Porque el ala-pívot georgiano metió 9 de los 12 puntos de su equipo en el primer cuarto, todos menos el triple inicial de Henry. Y esto eran más malas que buenas noticias para Ivanovic. Mientras, en el Valencia iban anotando todos, hasta seis jugadores en el acto inicial. Era un partido de paciencia. Y ahí San Emeterio tiene un plus. Con él a los mandos y la superioridad en la pintura de Tobey, el Valencia fue tomando las primeras ventajas. Dos libres de Sastre lo dejaron en 17-12, al descanso.

El segundo periodo lo abrió Polonara con un triple que respondió Colom con una canasta bajo el aro, entre un mar de brazos. Ahí comenzó el duelo de pistoleros entre Doornekamp y Dragic. El canadiense puso la directa con ocho puntos seguidos (dos triples). Y una canasta de Dubljevic (29-20, min. 14) culminó el primer arreón taronja. Ivanovic le dio una vuelta de tuerca a su defensa en ese momento y con el esloveno en modo killer (ocho puntos consecutivos), volvió a apretar el marcador. Sin embargo, los taronjas volvieron a pisar el acelerador hasta llegar a poner la máxima renta (41-30, min. 18) que llegó con un triple de Labeyrie que además se lesionó en esa jugada. Jugada crucial para el desarrollo de la semifinal. Dragic, a lo suyo, metió otro triple y su punto número 14 en el segundo acto mientras las miradas se centraban en el galo, retorciéndose de dolor, en un fondo. Un libre de Dubljevic puso el 42-33, al descanso.

El runrún de la lesión de Labeyrie se la llevó el Valencia en su mente al descanso. Porque de ahí salió un equipo mucho más apocado y dubitativo. En cambio, Baskonia salió lanzado, de nuevo con Dragic comandando las operaciones. Los taronjas sólo perdían balones y lanzaban malos tiros, lo que provocó que Baskonia comenzara a correr. Así, un parcial de 0-8 puso a los vascos a tiro (42-41, min, 23) pero un triple de playground de Loyd rompía la sequía local. Sin embargo, la sensación ahora era que Baskonia dominaba el juego, al contrario que en la primera mitad, y que el Valencia iba a tirones. Dos triples en la misma jugada (pitaron falta a Vildoza en el rebote) de San Emeterio y Dubljevic hicieron que, si mirabas el marcador, parecía que nada estaba pasando (53-45, min. 25). Pero sí estaba pasando algo. Pasaba que al Valencia estaban empezando a faltarle las fuerzas, con Van Rossom y Tobey (con tres faltas) en el banquillo y San Emeterio en cancha pero muy asfixiado por la defensa baskonista. Se sucedieron las pérdidas y Dragic y Shields generaban juego en los vitorianos. Una canasta de Vildoza puso por primera vez en ventaja a los visitantes (55-56), a falta de 40 segundos para el final del tercer acto.

La inercia lanzaba al grupo de Ivanovic hacia la final y Valencia sobrevivía como podía en el marcador. Polonara puso la máxima (57-63, min. 32). Ahí, los chicos de Ponsaranau bajaron a la trinchera, no quedaba otra, y dos triples de Van Rossom y Marinkovic volvieron a igualar el duelo. Polonara, desde la esquina, castigó de tres (63-66, min, 34). Ivanovic ya lo tenía claro. Con Labeyrie fuera y Doornekamp y Tobey cargados de personales, era el momento de jugar adentro de la zona. Y ahí estaba agazapado Shengelia, que puso el 70-72 con dos libres y sacó la cuarta al canadiense, a falta de 3:38. Las fuerzas se agotaban en el Valencia. Shields, con un triple sobre la bocina de posesión en la cara de San Emeterio dieron una importante renta al Baskonia (70-75) a falta de 2:45. Los de Ivanovic asfixiaban a Van Rossom que perdió dos balones seguidos. Era casi un match ball. Pero este Valencia es duro de pelar. Loyd forzó una falta en ataque y San Emeterio la puso dentro desde el 6,75. 73-75 a falta de 1:18 para el final. El duelo estaba en el alambre. Shengelia falló dos libres a un minuto justo del final y el Valencia tenía tiro para empatar o ponerse arriba. Concretamente dos. San Emeterio y Loyd erraron sus triples pero Doornekamp le forzó falta en ataque a Shengelia a falta de 18 segundos. Loyd tuvo el triple definitivo sobre la bocina pero no entró. Y el Baskonia será el rival del Barça en la final.

Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
9 25 14 5 0 5 3 3 2 0 42% 0/0 1/4 4/8 0 1 13
3 25 11 1 1 0 1 4 2 1 46% 2/2 3/5 1/6 5 3 7
19 24 9 4 0 4 3 1 0 0 38% 0/0 0/1 3/7 2 2 10
10 21 9 9 5 4 0 1 0 2 67% 0/0 3/4 1/2 0 4 13
7 13 5 2 0 2 2 1 0 0 50% 0/0 1/1 1/3 1 0 7
42 24 8 5 2 3 1 1 0 0 100% 0/0 1/1 2/2 3 4 12
30 20 4 1 0 1 3 1 1 0 80% 4/4 0/0 0/1 2 0 9
14 18 6 5 3 2 1 3 0 0 50% 1/2 1/1 1/3 4 2 8
1 15 4 2 0 2 2 3 0 0 50% 2/2 1/2 0/2 1 0 2 -
2 12 3 0 0 0 0 1 1 0 17% 0/0 0/0 1/6 0 2 -4 -
12 3 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/1 0 0 -1 s.c.
21 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0
Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
31 30 13 5 1 4 1 0 0 0 63% 0/0 2/5 3/3 3 0 19
7 26 5 2 0 2 4 0 4 0 25% 0/0 1/5 1/3 1 3 7
23 26 17 4 1 3 1 2 1 0 73% 6/8 4/6 1/1 4 2 19
50 15 5 0 0 0 0 2 2 0 50% 1/2 2/4 0/0 1 3 -2 -
11 8 0 0 0 0 2 0 1 0 0% 0/0 0/1 0/1 0 1 0 -
30 25 21 4 1 3 0 3 1 0 86% 5/6 5/5 2/3 6 3 24
3 22 2 2 0 2 4 1 3 0 11% 0/0 1/4 0/5 1 1 1 -
12 19 0 1 1 0 1 1 1 1 0% 0/0 0/0 0/2 1 2 0 -
33 19 12 5 3 2 0 0 1 0 75% 2/2 2/3 2/3 1 2 15
15 8 0 2 0 2 1 0 1 0 0% 0/0 0/1 0/1 0 1 1 s.c.
47 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0
8 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0