NBA

LeBron: "¿Jugar junto a Jordan? Yo le habría llevado a otro nivel"

LeBron James ha hablado del legado de Jordan y sus logros con los Bulls tras el estreno de su documental: "Hubiera matado por jugar contra él".

LeBron James
Kirby Lee USA TODAY SPORTS

La comparación entre Michael Jordan y LeBron James no se ha frenado con la emisión del documental The Last Dance sino que se ha acrecentado, ya sea para dejar por encima al primero o para loar los méritos del segundo. 

James, ganador de la NBA en tres ocasiones (dos con los Heat y una con los Cavaliers), ha charlado con los aficionados después de visionar el metraje al completo en Uninterrupted, el canal de su productora. Se le preguntó si creía que podría haber sido compañero de Jordan y haber complementado debidamente sus habilidades, a lo que la ahora estrella de los Lakers respondió afirmativamente. 

"Creo que mis mejores virtudes le irían perfectas a Mike [Jordan]. Él era un asesino. Si hablamos de jugar al baloncesto, mi habilidad para pasar el balón, para leer el juego y para ir un paso por delante irían bien a su forma de anotar", asegura. "La manera en la que juego al baloncesto, poniendo al equipo en primer lugar" es lo que le haría casar bien con el seis veces campeón con los Bulls, según LeBron James, y compara su posición con la de Scottie Pippen: "He visto las cosas que era capaz de hacer junto a Mike. Creo que lo mío hubiera sido algo de otro nivel. Pippen fue uno de mis jugadores favoritos desde el principio, pero conmigo de alero distribuidor y jugando tantos años en Chicago hubiera alcanzado otro nivel".

El propio LeBron James ha querido aclarar después que no es que no se compare como rival por palmarés, sino que "amo a los grandes y me hubiera encantado jugar con ellos durante aquellos años, pero también hubiera matado por poder enfrentarme a cada uno de ellos": "Soy un historiador de este deporte y MJ ha sido mi ángel, mi inspiración y mi superhéroe"

James, por último, recuerda su experiencia con él. Jugaba pachangas con 'Air' en los campus de verano que Jordan organizaba en Santa Bárbara, sobre lo que recalca que "para mí era el Jesucristo negro".