BILBAO BASKET

El Bilbao Basket se estrenará el año próximo en la Champions

Regresa a Europa dos años después y elige un torneo desconocido tras participar en la Eurocup y la Euroliga. Mumbrú: "El club venía de hacerlo todo al revés".

El Bilbao Basket se estrenará el año próximo en la Champions
AIOL DIARIO AS

El RETAbet Bilbao Basket es, de lejos, el equipo de la ACB que está generando más caudal informativo en este tiempo de pandemia. Al margen de los movimientos en la plantilla, ha confirmado que jugará la Basketball Champions League la próxima temporada. La propia competición lo ha hecho oficial de la siguiente manera: "En España, RETAbet Bilbao también quiere unirse a la Champions, después de una temporada exitosa que los vio asegurarse un puesto en los playoffs de la ACB y llegar a los cuartos de final en la Copa del Rey". Darussafaka turco y Lietuvos Rytas de Lituania forman también parte de esa lista.

Por tanto, regresan los 'hombres de negro' a Europa dos años después, en este caso a la tercera competición. Por medio ha tenido un descenso, un ascenso y la etiquetra de equipo revelación en esta vuelta a casa, a la ACB. En la campaña 2017-18, la travesía continental supuso la injusta sepultura de Carles Duran en Bilbao. En la Liga estaba llevando un buen curso pero en Europa los silbidos del pabellón ante el Lietuvos pusieron nervioso al consejo. Los bilbaínos ya se han movido por la Eurocup (llegaron a la final en 2013, con derrota ante el Lokomotiv Kuban) y la Euroliga (se enfrentaron al CSKA en los playoffs previos a la Final Four). La etiqueta europea siempre ha gustado mucho en Miribilla y el club estaba estudiando optar por una competición con gancho económico y cada vez más nivel, como es la Champions. Esta aún no he resuelto la presente edición. Llegará a la conclusión en octubre con una Final 8. Casademont Zaragoza y San Pablo Burgos están ya clasificados para la misma y el Iberostar Tenerife está a la espera del tercer encuentro. Los insulares se impusieron en la primera edición del campeonato promovido por la FIBA para plantar cara a la Euroliga y son subcampeones de la tercera y última disputada hasta el momento. AEK y Virtus Bolonia le sucedieron en el palmarés. También están clasificados para esa fase final AEK Atenas, Turk Telekom, Hapoel Jerusalem y Nymburk.

El RETAbet se ha decantado por la Champions tanto por motivos económicos como los deportivos, y valorando que "supone un paso más en la consolidación del proyecto a largo plazo que promueve Bilbao Basket". La BCL reparte 3,5 millones entre sus 32 participantes y hay muy buenos premios si se avanza. Hasta este momento el campeón se embolsaba un millón y el segundó, 400.000. El director general Savovic lo valoró así: “Es un orgullo para nosotros volver de nuevo a Europa y hacerlo en una competición en claro crecimiento. Se trata de un paso adelante tanto para el club como para Bilbao, una oportunidad que no podíamos dejar pasar. Agradecemos a BCL el gran interés puesto en contar con nuestro equipo y nuestra ciudad en su competición. Es una piedra más para que el nuevo proyecto que Bilbao Basket empezó a construir en LEB Oro pueda consolidarse, una gran noticia tanto económica como deportiva”.

El técnico, Alex Mumbrú, se refirió al oscuro pasado: "Aunque esté olvidado, el club venía de una locura de unos años, haciendo todo al revés y se ha demostrado una profesionalidad, un talate, una manera de hacer las cosas... han demostrado ser un club grande. Los clubes grandes a veces no son solo los que económicamente tienen un presupuesto alto sino los que lo demuestran en los pequeños detalles, o grandes detalles, como el comportamiento que han tenido con la información diariamente. Ahí el club ha estado muy por encima de lo que se podía esperar".

Los bilbaínos acaban de renovar a Mumbrú como entrenador por dos temporadas, pretenden cerrar la continuidad de con Balvin y Brown, y mejorar el contrato de Lammers. También tienen acuerdos con Hakanson y Álex Reyes. Hay que ver si Rafa Martínez decide prolongar su carrera otro curso.

Cruz se siente de nuevo jugador

Mientras, el equipo se ejercita en La Peña, a la espera de si la competición se reanuda. Iván Cruz ha confesado que, a pesar de las "sensaciones raras" que ha notado en los primeros días de trabajo tras el confinamiento por la pandemia de COVID-19, celebra la vuelta a los entrenamientos porque "tenía ganas de coger un balón" y volver a sentirse "jugador de baloncesto".

"Me encuentro bien. Al principio se van teniendo sensaciones un poco extrañas porque el cuerpo tiene que empezar a carburar otra vez, pero vamos poco a poco y cogiendo mejores sensaciones", explicó el jugador madrileño en declaraciones difundidas por el club vasco.

La plantilla dirigida por Alex Mumbrú comenzó esos entrenamientos individualizados el pasado miércoles en el polideportivo bilbaíno de La Peña, al que los jugadores acuden de manera escalonada para realizar sesiones individualizadas con solo tres en la cancha para cumplir el estricto protocolo de seguridad sanitaria.

"Antes de empezar a entrenar, salía a correr con mi pareja -la también jugadora profesional Laura Quevedo- cogiendo un poco el hábito otra vez de moverse e ir a correr. Después de dos meses es difícil, pero estamos haciendo bien los entrenamientos, con poca carga para que no haya lesiones", explicó Cruz.

El interior de los 'hombres de negro' confesó que se le hace "un poco raro" el protocolo sanitario, tanto de entrada y salida del pabellón como en la pista, pero asume que "hay que convivir con ello" y "llevarlo a nuestras vidas lo antes posible".