ISIAH THOMAS

"LeBron James y Kevin Durant no tienen el crédito que merecen"

La cara más visible de los Bad Boys originales piensa que si LeBron y Durant hubieran jugado en los 80 serían considerados los mejores de la historia.

El ex jugador de los Detroit Pistons de la NBA Isiah Thomas, durante su inclusión en el Hall of Fame
JEFF KOWALSKY AFP

Uno de los debates más recurrentes en la NBA tiene que ver con comparar jugadores y equipos que nunca se han enfrentado entre sí. Poner frente a frente, siempre desde la imaginación, a personas que no han coincidido generacionalmente pero que quieren ser, como todos, el mejor equipo de siempre o el baloncestista más destacado que nunca ha jugado en la Liga norteamericana. Esto ha llevado a que una buena parte de los jugadores del pasado, particularmente de los 80 y los 90, argumenten que son mejores que los actuales y que los equipos de hoy no podrían nunca ganar a los de ayer.

Isiah Thomas no parece estar de acuerdo con esta afirmación. El legendario ex jugador, cara visible de los Bad Boys originales (también se usó esta teminología en los Pistons que ganaron el anillo de 2004) piensa que no se le da el crécdito suficiente al baloncesto actual. "Creo que esta generación no está recibiendo suficiente crédito por lo que están haciendo. Como atletas, son muy superiores a los jugadores de mi generación. Jordan era el mejor atleta que habíamos visto, pero desde un punto de vista físico, hay 10 u 11 jugadores en la NBA actual con las mismas capacidades. Antes no teníamos eso. Imagina que ponemos a Kevin Durant y LeBron James en los 80. ¿Quién sería realmente el mejor jugador de la historia?".

El base conoce bien a Jordan, pues se enfrentó a él en playoffs desde 1988 a 1991, ganando las tres primeras eliminatorias de playoffs pero cayendo en la última y yéndose sin saludar. La animadversión con el escolta era obvia y no parece que haya menguado, pero está claro que Thomas no piensa que Jordan sea tan superior como algunos dicen. O al menos, mete en el debate a jugadores actuales, tal y como ha hecho en declaraciones recogidas en NBC Sports. El debate es tan irrisorio como cualquier otro, pero además del ex de los Bulls, sí podemos encontrar a otros baloncestistas atléticos en aquella época. George Gervin, Julius Erving o Dominique Wilkins compartían estas características, como también, aunque desde otro prisma, el compañero de equipo de Jordan, Scottie Pippen. Nunca sabremos como se las habrían apañado Durant y James hace 30 años, pero está claro que habrían destacado como mínimo igual que ahora debido a su indudable talento... y a un físico atlético privilegiado, claro.