NBA

Jordan paró el traspaso de Pippen por McGrady en el 97

A raíz del segundo capítulo de The Last Dance, que se centra en la figura de Scottie Pippen, se ha recuperado un vídeo en el que McGrady confirma que casi juega en los Bulls.

El estreno de The Last Dance, el documental que repasa la carrera de Michael Jordan y sus Chicago Bulls a partir de unas grabaciones que se hicieron al equipo durante toda la temporada 97-98, está dando que hablar. Incluso cosas que ya se habían dicho y que estaban olvidadas están tomando una nueva dimensión. Es lo que ocurre con una entrevista a Tracy McGrady en 2016, en la que el ex jugador afirmaba que su entrada en la NBA estuvo a punto de ser a través de los Chicago Bulls, y que si al final no sucedió tal cosa fue por culpa del mismísimo Michael Jordan.

Viajemos al verano de 1997. Los Bulls acaban de ganar su quinto anillo en los últimos siete años, pero la continuidad del proyecto está en duda. Phil Jackson, el entrenador en todos los títulos, está fuera del equipo y varios jugadores no saben qué pasará con la plantilla la temporada siguiente. Jerry Krause, general managaer de la franquicia de Illinoois, está decidido a reconstruir el equipo y cualquiera puede ser traspasado. Todo esto lo cuentan bien en los dos primeros capítulos del documental, donde se detalla como renueva in extremis a Jackson por una temporada más prometiéndole que iba a ser la última "aunque ganara los 82 partidos", como reconoce el propio entrenador. También se hace mucho hincapié en la mala relación de Krause con prácticamente todos los jugadores, supuestamente por envidia, ya que no entendía que todos los méritos se los llevaran ellos y a él, que había construido el proyecto prácticamente desde cero (Jordan ya estaba), no le dedicaran ningún titular.

Pero sin duda el mayor conflicto mostrado en estos dos primeros capítulos es el que tiene con Scottie Pippen. El jugador, cansado de cobrar muy por debajo de lo merecía por su rendimiento en la cancha, acaba explotando contra su general manager, al que insulta en varias ocasiones delante del resto de la plantilla. En un acto de tomarse la justicia por su mano, criticado en el documental por Jordan y Jackson, Pippen decide operarse cuando va a empezar el curso 97-98 de una lesión que arrastraba desde las finales de conferencia del 97 en lugar de hacerlo en verano, lo que le tiene los tres primeros meses de competición fuera de juego. Durante ese tiempo el alero pidió en público el traspaso.

El intento de traspaso

Lo que quizá no se haya sumado a toda esta fórmula para entender la reacción de Pippen y las decisiones que tomó en la segunda mitad de 1997 es lo que ocurrió justo antes, en el draft de ese año. Y ahí es donde entran las declaraciones de hace cuatro años de Tracy McGrady y que ahora arrojan aún más luz a la nula relación en aquel momento entre Krause y Pippen. Según McGrady, el general manager de los Bulls intentó llevárselo en aquel draft y para ello negoció con varios equipos una moneda de cambio: Scottie Pippen.

"Lo que mucha gente no sabe acerca de esa noche es que Jerry Krause en realidad estaba tratando de hacer un trato por mí con Scottie Pippen y que Michael Jordan fue quien detuvo ese trato. Un par de días antes de la noche del draft me reuní con Krause, todo fue secreto y no salió. Yo tenía 18 años y pensaba 'Creo que estoy a punto de irme a Chicago para jugar con Michael Jordan', pero Mike no pensaba lo mismo".

No sabemos lo que Jordan le diría a Krause o inlcuso al propio dueño de los Bulls, Jerry Reinsdorf, aunque se puede imaginar que amenazaría con irse él también si se marchaba Pippen. Tampoco sabemos con qué franquicias negoció Krause en aquel draft para conseguir a McGrady, aunque no tuvo mal ojo. Quitando a Duncan y Billups fue el jugador con mejor carrera de aquella camada y habría sido una buena pieza sobre la que empezar a construir un nuevo proyecto. Lo que está mucho menos claro es que los Bulls hubisen ganado su último anillo, el de 1998, sin Scottie Pippen en la plantilla. Y eso estuvo a punto de pasar... Hasta que se plantó Michael Jordan.