NBA

Imagen, casas... la NBA patina en la primera noche de reto HORSE

La competición creada por la NBA y la WNBA y emitida por ESPN fue muy criticada: la pésima calidad de la imagen, la diferencia entre algunas de las casas...

Imagen, casas... la NBA patina en la primera noche de reto HORSE

El intento de la NBA de dar a la gente una pizca de baloncesto en momentos en que todas las actividades deportivas están suspendidas en Estados Unidos por la pandemia de coronavirus, no resultó finalmente la mejor experiencia para muchos aficionados. Tras los primeros minutos del Reto HORSE de la NBA, las redes sociales empezaron a tener echar humo, con los usuarios quejándose de la calidad de imagen de transmisión.

La NBA, la WNBA y ESPN tuvieron la idea de hacer que estrellas del pasado y del presente (Paul Pierce, Chauncey Billups, Mike Conley, Chris Paul, Trae Young, Tamika Catchings...) compitieran en un torneo HORSE cuyos fondos estarán destinados caridad y que disputaron esta pasada noche los cuartos de final con las semifinales y la final programadas para el domingo. El desafío se lleva a cabo en las canastas y pistas que cada jugador tiene en sus hogares. El material se filmó con teléfonos móviles y se enviaría a ESPN para su edición. Y su calidad dejó, sencillamente, mucho que desear. 

Los aficionados, que llevan desde el 11 de marzo sin partidos de NBA, esperaban con (al menos) cierta curiosidad el evento, pero cuando llegó el momento de ver la transmisión real, la competición fue una decepción con una calidad de vídeo sumamente pobre. Especialmente en los primeros minutos y cuando se estaban enfrentando Trae Young y el ya retirado Chauncey Billups, la imagen era totalmente difusa y llena de pixeles. En las redes sociales los usuarios empezaron a publicar sus quejas:

Por si fuera poco, también llamó la atención a muchos la diferencia, por ejemplo, entre lo que se veía de la vivienda y las instalaciones de Mike Conley, un base excelente pero que no ha sido all star en sus ya más de doce años en la NBA, y Tamika Catchings, una leyenda que fue MVP, diez veces all star y cuatro veces campeona olímpica. Y que acaba de entrar en el Hall of Fame junto a Kobe Bryant, Kevin Garnett y Tim Duncan. Para algunos fue una muestra del lujo del lujo que rodea a los mejores jugadores del mundo en un momento socialmente delicado y, sobre todo, una extraña metáfora de la brecha salarial y social entre la NBA y la competición del baloncesto profesional femenino, la WNBA.

En lo que fue la competición en sí, hubo momentos interesantes. Sobre todo en dos duelos: Chauncey Billups, de 43 años y MVP de las Finales de 2004, demostró que sigue siendo extremadamente competitivo y remontó a Trae Young, que había sacado tres letras de ventaja (H-O-R). El que fue campeón con los Pistons sumó cinco canastas seguidas para meterse en semifinales. Y Allie Quigley, la jugadora de Chicago Sky, se impuso a Chris Paul en un duelo con mucha igualdad. Mucho mas claras fueron las victorias de Mike Conley ante Tamika Catchings y de Zach LaVine ante el otro MVP de las Finales ya, retirado, Paul Pierce.

El jueves, también en ESPN y a partir de las 03:00 de España, se emitirá la fase final. En semifinales, Quigley se medirá a LaVine y Billups buscará dar otra sorpresa (al menos por edad) ante Mike Conley.